El PSOE ha denunciado este miércoles ante los Juzgados de Instrucción de Madrid el cartel de Vox con motivo de las elecciones del 4 de mayo contra los menores extranjeros no acompañados ya que considera que puede ser constitutivo de delito al contener "claros mensajes de odio y racismo".

En concreto, los socialistas entienden que, con su campaña, Vox podría haber incurrido en un delito de odio previsto en el artículo 510 del Código Penal.

Un delito contra un colectivo especialmente vulnerable como cree que son los menores extranjeros no acompañados y cuya tutela corresponde a las administraciones al hallarse desamparados.

Con el contenido de esta campaña, el PSOE interpreta que se difunden mensajes dirigidos a provocar, cuanto menos, el odio y la discriminación en relación con estos jóvenes haciéndoles responsables de la inseguridad ciudadana, criminalizándoles como colectivo y como responsables de un gasto de dinero público en contra de los intereses de los españoles.

Aunque reconoce el amparo a la libre expresión de las ideas, incluso las rechazables y molestas, subraya que en ningún caso tales libertades pueden dar cobertura a la generación de sentimientos de hostilidad, constituyendo por ello, delitos de odio.

También consideran probable los socialistas la comisión de un delito electoral recogido en el artículo 144 de la LOREG sobre la infracción de las normas legales en materia de carteles electorales.

Por todo ello, el principal partido que sustenta al Gobierno entiende que Vox está sobrepasando los límites de la legalidad democrática y es necesario que los tribunales se pronuncien sobre estas actitudes y les ponga fin.

Asimismo, el PSOE ha informado de que este hecho se ha puesto en conocimiento de la Junta Electoral de Madrid para que, como garante del legal desarrollo del proceso electoral, acuerde de forma inmediata la retirada del cartel en el metro madrileño.

"Recuerda a propaganda nazi".

El candidato de Unidas Podemos a la Comunidad de Madrid, Pablo Iglesias, también ha denunciado el cartel electoral de Vox sobre menores migrantes, al considerar que “incita al odio, a la discriminación y a la violencia” contra esos niños, con una imagen que "recuerda a la propaganda nazi”.

“Es obvio que el contenido de lo publicitado es claramente discriminatorio y de carácter xenófobo, rechazando al extranjero”, apunta Iglesias en su denuncia, en la que señala que los carteles de Vox “alientan el odio, la humillación, el menosprecio y el descrédito” de los menores inmigrantes por razón de su raza y origen.

Iglesias hace hincapié en que se trata de niños y adolescentes “no adultos” y en “acogimiento residencial”, por lo que son “especialmente vulnerables” y se están viendo “revictimizados”; y añade que “no es permisible” que el desarrollo de la libertad expresión de un partido se utilice en detrimento de los derechos de igualdad y no discriminación por razón de nacimiento, raza o sexo.

Asimismo, considera que es “hiriente e intolerable” que se haga una “comparativa” entre los menores inmigrantes y las “abuelas”, porque se está “cuantificando a ambos y reduciéndolos a cosas evaluables”, con lo que opina que se está “atacando la dignidad como seres humanos de ambos grupos”.

“Se retuerce la imagen del menor para que resulta amenazante” y, así, provocar “miedo e ira contra el colectivo”, en lo que constituye una “clara incitación al odio contra menores”.

El líder del partido morado insiste en que estos menores deben ser “cuidados y atendidos” y pide a la Fiscalía que tome “las medidas necesarias” para perseguir penalmente esta actuación, y eliminar los contenidos electorales de carácter discriminatorio.

"Es muy cobarde y miserable"

El líder de Más País, Íñigo Errejón, espera que se retire el polémico cartel y ha asegurado que solo los "muy cobardes" y "miserables" se dedican a "poner en el disparadero a niños que están solos".

De hecho, ha vaticinado que en las elecciones del 4 de mayo los madrileños "darán su merecido" en las urnas a Vox, que con esta acción revela que son un "estercolero moral".

Errejón también ha criticado que solo "los cobardes y los racistas" emplean el término 'Mena', con el que buscan intentar hacer olvidar a la sociedad que se tratan de niños que llegan a España sin ninguna familia que les apoye.

Por tanto, ha aseverado que la sociedad madrileña es todo lo contrario a Vox y que esta polémica no copará la campaña electoral, dado que la ciudadanía está preocupada por los asuntos que realmente, no una acción que simplemente revela a un partido que "miente".