El Partido Popular (PP) ha renunciado a incluir en su lista para las elecciones del 4 de mayo a su 'número 56', Ana Vanesa Torrente, quien al igual que Toni Cantó y Agustín Conde se empadronó en Madrid después del 1 de enero de este año 2021, según han adelantado fuentes populares a Vozpópuli.

La decisión se ha tomado tras el fallo de este jueves del Tribunal Constitucional, en el que se zanja la polémica sobre la inclusión de candidatos después del cierre del censo para los comicios. El equipo de campaña de Ayuso ya tenía decidido que corriese la lista si el TC no secundaba su posición, así que en la papeleta electoral del PP no aparecerán Cantó, Conde ni Torrente.

Esta última ha sido la directora gerente de la Fundación Víctimas del Terrorismo (FVT) en los últimos años, durante la presidencia de María del Mar Blanco. El Ministerio del Interior decidió en julio del año pasado sustituir a Blanco por Tomás Caballero al frente de esta entidad estatal que aglutina a las asociaciones y fundaciones de víctimas. 

Torrente siguió unos meses más dentro de la FVT, pues en el BOE aún constaba con ese cargo a finales de 2020, pero en la actualidad ya no aparece en el organigrama de esta entidad, con lo cual su salida ha sido reciente. Antes de ello desempeñó varios cargos hasta 2014 en el Gobierno murciano de Ramón Luis Valcárcel. Por ejemplo, fue secretaria general de la Consejería de Presidencia y de Justicia.

Las fuentes populares subrayan que la inclusión de la exalto cargo murciana fue una petición expresa del secretario general del PP, el también murciano Teodoro García Egea. Además, Blanco va en el puesto 16 de la lista de Ayuso y tiene, por tanto, garantizado un escaño en la Asamblea de Madrid, por lo que la propia expresidenta de la FVT influyó en la inclusión inicial de su subordinada.

La denuncia del PSOE al TC

El PSOE denunció ante la Junta Electoral la inclusión de Torrente en la lista de Ayuso y pidió que se investigase su empadronamiento al haber detectado una "vecindad administrativa reciente" en la Región de Murcia.

En la denuncia de los socialistas, adelantada por eldiario.es, se señalaba que la candidata a formar parte de la lista del PP presentó como prueba acreditativa para su inclusión un DNI donde aparecía domiciliada en Madrid, que fue "expedido el 29 de marzo de 2021" y que, por tanto, tenía "una fecha de validez hasta el 29 de marzo de 2031". Cantó y Conde habían hecho el mismo trámite los días 24 y 26 de marzo, respectivamente.

El PSOE alegaba que la documentación de la exdirectora gerente de la FVT "no acredita una vecindad administrativa en la Comunidad de Madrid anterior al 1 de enero de 2021, fecha de cierre censal para el proceso electoral convocado, lo que le atribuiría la condición de electora, y, por tanto, de elegible, sin que consten elementos fehacientes añadidos que pudieran acreditar tal condición".

"Entendemos que Ana Vanesa Torrente carecería de la condición de elegibilidad, y debería ser excluida de la lista de la candidatura del Partido Popular, salvo que acreditase su derecho a figurar en el censo electoral vigente a 1 de enero de 2021, mediante la acreditación de un empadronamiento antes de esa fecha en la Comunidad de Madrid", manifestó el equipo de campaña de Ángel Gabilondo.

La Junta Electoral avaló la lista del PP

Por ello, el PSOE consideraba que debía darse "su exclusión como candidata, del mismo modo que se ha acordado judicialmente respecto de los otros dos candidatos en la misma situación", en referencia a Cantó y Conde, excluidos de la lista de Ayuso por la Justicia después de que la Junta Electoral Provincial avalase en un primer momento la inclusión de ambos. 

En caso de que "la irregularidad se detecte y declare una vez proclamada la candidatura", los socialistas solicitaban la retirada de Torrente de la lista del PP "por la incompatibilidad corriendo en consecuencia la numeración de los candidatos siguientes y del suplente o suplentes que procedan".