Carolina Darias lo dejaba claro el pasado viernes: "Espero que las comunidades cumplan. Sino, tendremos que hacer que cumplan". La ministra de Sanidad hacía referencia a las restricciones que su Ministerio quería imponer a la hostelería en las comunidades con peores datos (las que estuvieran en alerta 3). Pero hoy martes, y tras la decisión de la Audiencia Nacional de frenar dichas restricciones tras la denuncia de la Comunidad de Madrid, Sanidad ha cambiado por completo y borra de un plumazo todas las restricciones a la hostelería.

Así lo desprende el nuevo borrador del Ministerio, según asegura este martes la SER. Darias habría llamado este mismo lunes a los consejeros de las comunidades autónomas para acordar un nuevo texto que tendrá que ser acordado con todas las regiones.

Además de eliminar todas las restricciones a la hostelería, en el borrador llamado 'Actuaciones de respuesta coordinada para el control de la transmisión de covid-19' se especifica que los locales de ocio nocturno y discotecas podrán abrir si el territorio se encuentra fuera de los niveles de riesgo o en alerta 1 y 2.

Respecto al horario, el texto indica que el cierre será a las 2 horas, pero con opción de llegar hasta las 3 horas, aunque estas medidas podrían ser cambiadas según la evolución de la pandemia.

El cambio llega tras la decisión de la Audiencia Nacional

La decisión de Sanidad parecía clara, como comentamos, al menos hasta este pasado viernes. Pero todo cambió ayer con las medidas cautelarísimas que la Audiencia Nacional impuso tras la denuncia encabezada por Isabel Díaz Ayuso respecto a las medidas que se querían imponer en la hostelería. Incluso lo hicieron a pesar de que la Comunidad de Madrid ya no se encuentra entre las autonomías que tendrían que haber impuesto esas restricciones.

Pero a pesar de ello, y con la decisión de la Audiencia Nacional, todas las medidas quedaron suspendidas desde este lunes. En el escrito presentado, la sala de lo Contencioso-administrativo de la Audiencia suspendió, en el ámbito de la Comunidad Autónoma de Madrid, la ejecutividad de las medidas relacionadas con los locales de ocio nocturno y discotecas, la hostelería y la restauración y los eventos y actividades multitudinarias no ordinarias. Además, concede un plazo de tres días a la Administración General del Estado "para que pueda presentar alegaciones y tramitar la pieza de medidas cautelares".