Francina Armengol, presidenta de Baleares, mantuvo un encuentro secreto con el presidente de la Autoridad Portuaria de Baleares tras su detención como presunto autor de delitos de corrupción. El encuentro, tal y como publica este miércoles El Mundo, se produjo tan solo diez días después de que se arrestara a Joan Gual de Torrella.

Fue el propio Gual el que, en una conversación telefónica con el exconsejero de la APB y expresidente de Puertos del Estado, José Llorca, aseguró haber mantenido la reunión con Armengol y además haber recibido su apoyo tras su problema judicial.

En concreto, según Gual, el encuentro, que no se reflejó en la agenda de la presidenta socialista de Baleares, se produjo el 3 de agosto de 2020 y se prolongó durante "dos horas". Allí, Armengol le trasladó su apoyo y le aseguró que si el PSOE hubiese tenido "mayoría absoluta" en el parlamento balear, Gual no habría sido expulsado.

Además, durante la reunión, Armengol le explicó que su despido ocurrió por la presión de sus socios políticos y por el "circo" montado a raíz de las detenciones y el registro que la Justicia ordenó en la sede de Palma de la Autoridad Portuaria de Baleares.

Y es que diez días antes de este encuentro Gual había sido detenido dentro de la operación que investigaba el presunto amaño de puertos deportivos en Mahón e Ibiza tras ser denunciado por la Fiscalía Anticorrupción y la Guardia Civil. De hecho, la jueza de Palma encargada de la investigación ha dictado recientemente que existen "indicios sólidos" de que el puerto de Mahón se amañó por intereses políticos.

La Guardia Civil apunta a Armengol

El nombre de pila de la líder socialista del Ejecutivo autonómico aparece manuscrito en uno de los documentos incautados al expresidente de la Autoridad Portuaria de Baleares (APB), nombrado por Armengol en el año 2015, cuando el PSOE desembarcó en el gobierno balear gracias al apoyo de Unidas Podemos y los nacionalistas de Més.

Un informe de la Policía Judicial de la Guardia Civil incorporado a la causa abierta por el Juzgado de Instrucción número 3 de Palma refleja y destaca ese documento intervenido en los archivos de la secretaria de Gual durante el registro de la sede de la APB en el verano de 2020. Y señala abiertamente que el nombre, Francina, se estaría refiriendo a "la presidenta del Govern de les Illes Balears, Francina Armengol Socías".

Según la Policía Judicial, el documento acredita que Gual y Armengol habrían mantenido una reunión en la que supuestamente abordaron la investigación abierta por la Fiscalía y la Guardia Civil sobre el presunto amaño de amarres en el puerto de Mahón. Un asunto que desembocó en una querella de la Fiscalía Anticorrupción y que mantiene imputado a Gual y a cuatro altos cargos de la APB.