La investigación judicial por presuntos delitos de corrupción que el año pasado se cobró la destitución de Joan Gual de Torrella, el cargo público situado al frente de los principales puertos de Baleares por el Govern balear del PSOE, salpica a la presidenta balear Francina Armengol.

El nombre de pila de la líder socialista del Ejecutivo autonómico aparece manuscrito en uno de los documentos incautados al ex presidente de la Autoridad Portuaria de Baleares (APB), Joan Gual, nombrado por Armengol en el año 2015, cuando el PSOE desembarcó en el gobierno balear gracias al apoyo de Unidas Podemos y los nacionalistas de Més.

Un informe de la Policía Judicial de la Guardia Civil incorporado a la causa abierta por el Juzgado de Instrucción número 3 de Palma refleja y destaca ese documento intervenido en los archivos de la secretaria de Gual durante el registro de la sede de la APB en el verano de 2020. Y señala abiertamente que el nombre, Francina, se estaría refiriendo a "la presidenta del Govern de les Illes Balears, Francina Armengol Socías".

Detonante

Según la Policía Judicial, el documento acredita que Gual y Armengol habrían mantenido una reunión en la que supuestamente abordaron la investigación abierta por la Fiscalía y la Guardia Civil sobre el presunto amaño de amarres en el puerto de Mahón. Un asunto que desembocó en una querella de la Fiscalía Anticorrupción y que mantiene imputado a Gual y a cuatro altos cargos de la APB.

Se investiga si existió un concierto para amañar la adjudicación en favor de un conglomerado de empresas menorquinas agrupadas bajo la denominación de Marina Asmen.

El documento que probaría ese encuentro es un folio con una serie de anotaciones manuscritas bajo el epígrafe "Francina". Recoge un listado de asuntos que, según el Grupo Anticorrupción de la Guardia Civil, debían abordarse en una reunión celebrada entre ambos políticos en diciembre de 2019.

En ese listado se enumeran una serie de cuestiones de la actualidad portuaria balear, como la feria náutica, el Paseo Marítimo, los cruceros o el Club Náutico de Palma.

Lenguaje en clave

Anotados al margen del documento, junto a las palabras "perdedores concursos" figuran dos anotaciones tachadas a mano: "MH: Guardia Civil" e "IBZ: Confidencial". Para los investigadores, se trata de una alusión a que entre los temas de la reunión se incluía la investigación entonces ya iniciada de la Fiscalía sobre las irregularidades en el concurso de Mahón. Unas pesquisas que estaban sometidas a la reserva y al secreto habitual de todas las diligencias de investigación penal de la Fiscalía.

Se da la circunstancia de que la APB no depende orgánicamente del Govern balear ni de su presidencia sino que está integrada en el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, en manos del socialista José Luis Ábalos. Sobre el papel, esta jerarquía vacía de competencias a Armengol sobre el organismo portuario.

A pesar de esa dependencia orgánica del Ministerio, el presidente de la APB lo nombra tradicionalmente el gobierno autonómico de turno y su consejo de administración integra a representantes políticos de las principales instituciones públicas de las Islas. Gual, ex presidente de la Cámara de Comercio y sin trayectoria política previa, fue nombrado con el aval de Armengol.

Hace unos días, la jueza instructora fijó los hechos investigados en una de las piezas separadas de la causa abierta sobre la APB, levantando parcialmente el secreto y formalizando la imputación de Gual y de otros cuatro altos cargos de puertos.

"Decisiones arbitrarias"

La instrucción judicial señala que de la investigación liderada por la Guardia Civil se desprenden "indicios sólidos" de que la adjudicación en 2017 de 171 amarres en Mahón no fue resultado de la "objetiva y legal" valoración de las propuestas. Sino que se basó presuntamente en "decisiones arbitrarias" de altos cargos de la APB tras concertarse con políticos de Menorca, favoreciendo a la adjudicataria.

El asunto no ha sido sometido todavía a juicio pese a que lleva ya dos años bajo investigación y fue denunciado ante la Fiscalía por uno de los licitantes perdedores en agosto de 2018.

La Guardia Civil ha intervenido además mensajes de móvil que se intercambió el ex presidente de la Autoridad Portuaria de Baleares con otros investigados en los que se vuelve a aludir a la presidenta balear.

En uno de ellos, enviado el uno de junio de 2018, la abogada del Estado María Dolores Ripoll, también investigada, le remite a Gual de Torrella lo siguiente: "Entre tú y yo: todo se soluciona si a ti te nombran presidente de Puertos del Estado y a mí Abogado General del Estado". "Habla con Francina", le apostilla en referencia a la presidenta balear.