Las manifestaciones para celebrar el Día de la Mujer dividen a Podemos. Mientras que el portavoz parlamentario de Unidas Podemos, Pablo Echenique, ha confirmado que, de haberlas, su partido acudirá, la ministra de Igualdad, Irene Montero, le contradice y asegura que seguirá las recomendaciones de Sanidad. La titular de esta cartera, Carolina Darias, desaconsejó este miércoles acudir a las marchas feministas.

Las masivas concentraciones que el año pasado tuvieron lugar en distintos puntos del país, pocos días antes de que se decretara el estado de alarma, levantaron una gran polémica. Por ello, las distintas delegaciones del Gobierno están revisando con carácter restrictivo las marchas que quieren organizar distintos colectivos para este 8-M.

La Delegación del Gobierno en Madrid permitirá las manifestaciones que no superen los 500 asistentes, ya que la Consejería de Sanidad desaconseja concentraciones de mayor aforo.

Se celebran "un montón" de manifestaciones

En opinión de Echenique, estos días se han visto "muchas" manifestaciones, eventos y actos culturales para apuntar que habría que ser "menos taxativo" cuando se habla de derechos de manifestaciones.

Aunque ha dicho que no se atreve a dar una recomendación en tiempos de covid, sí ha incidido en que se celebran "un montón de manifestaciones de otro tipo" en las que no se pone un foco especial ni se las cuestiona.

A su juicio, el cuestionamiento tiene que ver con los ecos del debate "poco edificante" que tuvo lugar hace un año, cuando se intentó "estigmatizar" el 8 de marzo "mientras Vox se unía en Vistalegre" en fechas previas a la declaración del estado de alarma derivado de la covid.