El Ministerio de Sanidad ha desaconsejado acudir a la manifestación del Día de la Mujer a pesar de que la delegación del Gobierno en Madrid las haya autorizado, con un aforo máximo de 500 personas. La ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha asegurado que "por coherencia" con la llamada a la responsabilidad para que los contagios continúen descendiendo "no ha lugar" a las manifestaciones del Día de la Mujer debido a la situación en que se encuentra España debido a la pandemia de covid.

Así lo ha dicho Darias en rueda de prensa este miércoles al termino del Consejo Interterritorial de Salud, en el que ha analizado con los consejeros de Sanidad de las comunidades la evolución de la pandemia.

Darias ha dicho, "sin ningún tapujo", que para "seguir con la cultura de cuidado y prevención" la situación actual no permite llevar a cabo los actos para conmemorar el Día de la Mujer.

"Mantener el virus a raya"

También ha sido preguntada sobre la Semana Santa y se ha remitido al documento que elabora la Comisión de Salud Pública, que posteriormente será aprobado por el Consejo Interterritorial, en el que espera "consensuar entre todos lo que se puede hacer y no" durante ese período vacacional.

La ministra ha explicado que Semana Santa es un período de movilidad importante y de incremento de los contactos sociales y, sin pronunciarse sobre si el texto será de obligado cumplimiento por parte de las comunidades, ha manifestado que lo deseable es que sean medidas compartidas por todos para "mantener el virus a raya".

Satisfecho con el 8-M anterior

El delegado Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, en una entrevista en 'Onda Madrid', ha confirmado que se permitirán manifestaciones con una previsión inferior a 500 asistentes, por lo que "rotundamente no habrá" una gran protesta feminista en la capital, como la ocurrida el año pasado o en años precedentes.

No obstante, Franco se ha mostrado satisfecho con el anterior 8-M: "Estoy satisfecho de haberlo hecho. Esto pudo ser un contagio pero lo que sería prevaricar en aquel momento sería prohibirlo. Acertar la quiniela los lunes es fácil y si supiéramos lo que iba a pasar también prohibiríamos espectáculos deportivos, culturales u oposiciones".