España

Sánchez pone el foco en Madrid y descarta por el momento "un confinamiento del país"

El presidente del Gobierno tacha de preocupantes los datos en la Comunidad de Madrid y dice que acudirá a la reunión con Ayuso el lunes "solamente" a ayudar

Pedro Sánchez, en La Moncloa.
Pedro Sánchez, en La Moncloa. EFE

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha expresado este sábado su preocupación por los datos de contagios y ocupación hospitalaria en la Comunidad de Madrid y ha afirmado que no contempla por el momento "un confinamiento de país" a pesar del impacto de la segunda ola de la pandemia en España. 

En una entrevista televisiva en La Sexta, el jefe del Ejecutivo ha querido mandar un mensaje de tranquilidad a la ciudadanía y ha afirmado que el país está mejor preparado que en marzo para frenar la segunda ola.

"Yo no contemplo un confinamiento de país. No podemos cerrar ninguna puerta porque el virus es un agente desconocido, pero creo que tenemos las herramientas perfectamente delimitadas para poder atajar y doblegar la curva", ha asegurado.

En la entrevista, Sánchez ha afirmado que, aunque los datos de ocupación hospitalaria en la Comunidad de Madrid son "preocupantes", en otras comunidades autónomas las cifras "no son tan alarmantes como en la primera ola". 

En este sentido, el presidente ha descargado en las comunidades autónomas la responsabilidad de gestionar el sistema sanitario para dar respuesta a la segunda ola, al tiempo que ha ofrecido el "apoyo" del Gobierno central. "Son las comunidades autónomas las que están encargadas de desarrollar las políticas de salud pública", ha indicado. 

Reunión con Ayuso

"El esfuerzo del Gobierno va dirigido a ayudar a todas las comunidades autónomas, incluida la Comunidad de Madrid", ha afirmado Sánchez. En ese sentido, sobre su reunión del lunes con Isabel Díaz Ayuso ha afirmado que va a ir a la Puerta del Sol "a ayudar solamente". 

"No vamos a juzgar ni a evaluar, vamos a apoyar. Vamos a poner a disposición todos los recursos del Estado para doblegar la curva en la Comunidad de Madrid", ha asegurado. 

"Estamos hablando de un enemigo común. Hay que arrimar el hombro, y es lo que voy a hacer. El lunes iré a la puerta del Sol solamente a ayudar, a ponerme al lado de la presidenta de la Comunidad de Madrid, no voy a juzgar a nadie, no voy a sustituir a nadie. Lo que quiero es doblegar la curva en Madrid, ya lo hicimos hace varios meses", ha agregado el presidente del Gobierno. 

Frente a las críticas veladas a la Comunidad de Madrid, el presidente del Gobierno ha querido poner en valor la gestión de otras comunidades autónomas que "están haciendo un trabajo extraordinario", entre las que ha citado a Aragón y a su presidente, Javier Lambán, a pesar de haber sido una de las regiones más afectada por los rebrotes en verano. 

Elude la autocrítica

Preguntado sobre si las medidas de confinamiento que ha anunciado Madrid van a ser útiles, Sánchez se ha limitado a contestar que espera que lo sean ya que habrán sido propuestas por los especialistas de la comunidad en estos temas.

Sánchez ha evitado explicar por qué España es uno de los países con peores datos de contagios en Europa en la segunda ola del coronavirus, asegurando que se trata de una ola distinta, con un crecimiento más lento que la primera, con una letalidad más baja, y subrayando que ahora se detectan a 6 de cada 10 contagiados, mientras que en la primera fase esa proporción era solo de 1 de cada 10.

Tampoco ha querido hacer autocrítica. "Podríamos entrar en un concurso de reproches. El Gobierno pidió unas semanas más del estado de alarma, pero hubo grupos políticos que se opusieron a ello, y ahora estamos como estamos", ha señalado. "El reproche sólo nos desvía la atención de lo fundamental, que es doblegar la curva". 

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba