El 16 de febrero de 2005, tras impedir que Sacyr se hiciera con la mayoría del consejo de BBVA, el excomisario José Manuel Villarejo aconsejó al exjefe de seguridad del banco, Julio Corrochano, que le dijera a Francisco González, entonces presidente de la entidad, que gracias al trabajo que ambos habían desarrollado podía seguir al frente de la entidad, de la que cobró al menos medio millón de euros por los trabajos parapoliciales, que incluían sabotajes, espionaje y campañas de desinformación.

En la transcripción de la conversación realizada por la Policía se puede leer que Villarejo traslada a Corrochano que debía decirle a su jefe, Francisco González, que el trabajo lo habían hecho "con malas artes". Y por eso que cuando conversara con él le debería destacar que le había "salvado el cuello: [...]. Tú eres el presidente, pero yo te he salvado el culo", dijo el excomisario.

Y después, siempre según la transcripción de la grabación, que dura 21 minutos, Villarejo explica a su interlocutor que estaba seguro de que el presidente del banco iba a valorar "muy favorablemente" su actuación, ante lo que Corrochano contesta: "Hombre! que si...".

Preocupación de FG

En la conversación, Villarejo también alude a la preocupación de Francisco González por que se diera a conocer la actividad del excomisario, que alude a unas supuestas instrucciones del entonces presidente del banco: "Acuérdate que nos lo dijo el primer día... nos lo dijo así... oye que si hay alguna... te lo comes", especifica el ex mando policial que finaliza la conversación con que estaría "bien hacer trabajos de mantenimiento una vez terminado esto".

Sin embargo, otras grabaciones muestran que en BBVA no se fiaban de la discreción de Villarejo, a quien llegaron a pedir que realizara informes verbales, o como máximo explicaciones sucintas, de un máximo de "dos folios para FG", de sus actividades de sabotaje.

En una transcripción de un audio, el excomisario y el exjefe de seguridad de BBVA indican, de forma literal: 

Corrochano: Esas cosas se tienen, pero no se saben, porque no se ve el origen de ningún sitio, ni en ningún papel que aparezca ni FG ni nada, es toda su obsesión...

Villarejo: Es no aparecer él para nada

Corrochano: Es no aparecer en el papel, que no aparezca en nada que pueda identificar la entidad.

Sin Villarejo

En el mismo sentido, la Policía transcribe otra grabación en la que Corrochano asegura que junto a Ángel Cano, que años después fue nombrado consejero delegado de BBVA, llegó a la conclusión de que Francisco González creyó que sin la intervención de Villarejo también se podría haber abortado la operación de Sacyr, y así no "habría ningún papel".

FG, siempre según las grabaciones, también se mostró preocupado por que en los ordenadores de Villarejo o sus empresas pudiera haber algún rastro de las actividades presuntamente ilegales realizadas contra Sacyr. Corrochano lo negó, sin embargo la Policía descubrió durante la detención de Villarejo las grabaciones, que junto a algunos documentos han permitido señalar a González, imputado en la causa.

El denominado proyecto Trampa, que al principio Villarejo llamó de forma inequívoca "proyecto FG", fue rebautizado de esta forma, según dice el excomisario en un audio, por "trampantojo, que era la pintura que tenía Juan Abelló", uno de los empresarios que promovieron en 2004 la compra de acciones de BBVA para sacar a Francisco González de la presidencia del banco.

La versión de FG

En un comunicado oficial, el expresidente de BBVA ha manifestado su "más absoluta indignación y sorpresa ante la intolerable agresión que está sufriendo a raíz de la ligereza frivolidad de las acusaciones vertidas sobre su persona".

FG ha destacado que según la documentación conocida hasta el momento, "existe una absoluta falta de rigor y una ausencia total de pruebas que sustenten acusaciones tan graves y una inexplicable carencia de argumentos jurídicos", a la vez que ha añadido que "en base a lo conocido del sumario, el escrito de la Fiscalía anticorrupción se basa en simples indicios e incluso meras conjeturas, así como en opiniones y declaraciones de terceros, que están en una posición de defender su propia situación personal".