Corrupción

Francisco González encargó "directamente" contratar a Villarejo, según la Fiscalía

Un escrito del Ministerio Público apunta a que el expresidente del BBVA lo hizo a sabiendas de la relación que su jefe de seguridad tenía con el polémico comisario y su capacidad de "acceso a información reservada"

Villarejo, Corrochano, Béjar y González
Villarejo, Corrochano, Béjar y González VP

La Fiscalía cree que el expresidente del BBVA Francisco González tuvo una participación directa en la decisión de que el banco contratase al comisario José Manuel Villarejo cuando todavía estaba en activo. Se lo encargó a su jefe de seguridad, Julio Corrochano, excompañero del polémico mando en la Policía. Así lo sostiene el Ministerio Público en un escrito que obra en uno de los tomos de la investigación sobre la relación entre la entidad y Villarejo, en prisión desde hace más de dos años por sus actividades al margen de la Policía.

"La preponderante participación de Julio Corrochano (en las actividades investigadas) vendría determinada por haber recibido directamente del entonces presidente de BBVA Francisco González el encargo de gestionar las contrataciones con Cenyt" (la empresa de Villarejo), dice la Fiscalía en este documento remitido el 11 de noviembre de 2019 al juez de la Audiencia Nacional, Manuel García Castellón.

A juicio de los investigadores, Francisco González lo hizo a sabiendas de sus "vínculos personales con José Manuel Villarejo tras años como compañeros en el Cuerpo Nacional de Policía, a sabiendas de su condición policial en activo y de que sus servicios incluían el acceso a información reservada que sólo podían obtener prevaliéndose de dicha condición".

"Al margen de las políticas de la entidad"

Los fiscales consideran que el expresidente de BBVA "habría sido la persona que ordenase a los directores generales de los servicios jurídicos y de riesgos la contratación de Ceny (...) al margen de las políticas de la entidad sobre contratación de proveedores, durante todos los años objeto de investigación".

González figura como imputado en la pieza nueve del caso Tándem desde el 14 noviembre de 2019. Acudió a declarar como investigado cuatro días después para esclarecer los trabajos de espionaje que presuntamente encargó a Villarejo. El banquero defendió ante el juez que él no tuvo conocimiento de los negocios con el excomisario hasta mayo de 2018

Según consta en los informes del ministerio público que obran en el sumario al que ha tenido acceso parcial este diario, Corrochano aseguró en sede judicial que para la contratación de Cenyt recibió "instrucciones directas" de González. El exjefe de seguridad indicó ante el juez que tenía la orden de reportar únicamente al propio expresidente de BBVA, a su jefe directo -el director general de recursos humanos y luego consejero delegado- Ángel Cano y al director de comunicación Javier Ayuso. Este último "habría sido quien explicó los pormenores de las necesidades del banco" al comisario y su socio. 

Fuentes cercanas a la causa han asegurado a Vozpópuli que Ayuso negó durante su declaración como testigo la versión de Corrochano. En el informe del 11 de noviembre de 2019, el Ministerio Fiscal enumera las "múltiples áreas del banco" que presuntamente participaron en la contratación de Villarejo "a sabiendas de la condición policial" que tenía. Y no incluye al área de comunicación. En la lista se menciona a los departamentos de: "Seguridad Corporativa, Riesgos y Recuperaciones, Compras-Contratación, Contabilidad-Intervención, y con especial protagonismo los Servicios Jurídicos, Cumplimiento y Auditoría Interna, y del máximo órgano ejecutivo de la entidad, ya que habría sido ordenada dicha contratación, y de forma opaca, por la propia Presidencia del banco".

10,2 millones en contratos

A Villarejo se le acusa de hacer valer su influencia en la Policía para acceder a bases de datos confidenciales que luego vendía a sus clientes privados a precios elevados. Solo en su relación con el BBVA, recibió 10,2 millones de euros entre 2004 y 2018, según la cifra que maneja el juez.

Los fiscales destacan en su escrito "los estrechos contactos que tanto Corrochano como Villarejo tenían con otros miembros destacados del Cuerpo Nacional de Policía, especialmente, el Jefe de la Unidad Central de Apoyo Operativo de la Comisaría General de Información Enrique García Castaño". Conocido como el Gordo, estaba al frente de una de las unidades más sensibles de la Comisaría General de Información de la Policía Nacional. 

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba