El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha recordado este viernes que la Guardia Civil es la única que tiene competencias como "policía judicial del mar" y que, por tanto, los Mossos d'Esquadra desempeñan funciones administrativas dentro del reparto de funciones entre cuerpos policiales.

En una rueda de prensa tras la Junta de Seguridad del País Vasco, Grande-Marlaska ha respondido a las críticas de asociaciones profesionales de la Guardia Civil por el convenio publicado en el BOE del Ministerio de Transportes para formar en materia marítima a Mossos y bomberos de la Generalitat, y del que informó Vozpópuli.

Grande-Marlaska ha aludido a los acuerdos de la última Junta de Seguridad con Cataluña, la de 2018, para destacar que lo que hace el Gobierno es desarrollar lo pactado "en el marco de una coordinación efectiva entre distintas policías integrales", como son los Mossos y la Ertzaintza.

"La policía judicial del mar es la Guardia Civil y luego hay competencias en materia administrativa, pero dentro del respeto a niveles competenciales del conjunto de administraciones", ha apuntado el titular del Interior.

Niñas de Tenerife

En la rueda de prensa, Grande-Marlaska ha dicho que tenía que ser "cauto" sobre la labor de búsqueda de las niñas desaparecidas en Tenerife junto a su padre, Tomás Gimeno, ensalzando el "trabajo importante" del buque del Instituto Oceanográfico 'Ángeles Alvariño'.

El ministro ha subrayado que el "deber" de la administración es seguir con la búsqueda de Anna, la niña de un año, después de que el buque rescatara el cuerpo de su hermana Olivia.

"Trabajaremos todo lo que sea necesario y preciso", ha defendido, añadiendo que el objetivo es atender al requerimiento de la madre de las menores, aunque sin precisar alternativas al buque de rastreo usado hasta la fecha. "Pondremos todos los medios necesarios para dar una mínima satisfacción a la madre", ha enfatizado.