Madrid

Metro Madrid abre una investigación después de que un convoy viajara sin conductor dos estaciones

El conductor bajó para cerrar una puerta que impedía que el tren se pusiera en macha, pero se dejó puesto el “contacto” y cuando la puerta se cerró el tren se fue solo

Pasajeros en la línea 8 del Metro de Madrid de Madrid
Pasajeros en la línea 8 del Metro de Madrid de Madrid EFE

Metro Madrid abrió hoy una investigación para aclarar el incidente que se produjo este domingo, y que fue denunciado por este periódico, cuando un convoy viajó entre Alvarado y Estrecho sin conductor.

Los pasajeros, según la información, estuvieron encerrados a consecuencia de una avería en el sistema de apertura de puertas, según explicaron personas que utilizaban el Metro a esas horas.

Un portavoz de la compañía dijo a este periódico que la empresa abrió una investigación en la que se llamará a las personas implicadas “y se aclarará todo convenientemente” antes de tomar una decisión.

El problema se produjo cuando un conductor bajó tras una avería que impedía cerrarse una puerta y por lo tanto mantenía parado el tren.

Fuentes que conocen el tema afirmaron que durante el incidente se incumplieron varias normas. “Si hay fallos en el conductor, y desde el puesto de mando se percatan de que había abandonado la cabina, podrían haber puesto el semáforo en rojo y el tren no hubiera partido, pero no se dieron cuenta de que se había bajado y no actuaron”, añadieron.

Un descuido

El incidente tuvo su origen en una puerta que no se cerraba bien. Al no cerrarse, el tren queda bloqueado y no se pone en macha. Entonces el conductor bajó e intentó cerrarla. Lo logró, pero olvidó –casi con toda probabilidad- una regla básica incluida en la normativa:  siempre que se abandona la cabina hay que quitar la ‘rana’, que es el nombre vulgar con el que se conoce al inversor, el sistema que permite arrancar (la llave de contacto).

Tenía que haber puesto la ‘rana’ a cero y no lo hizo. Cuando se cerró la puerta tras la intervención del empleado, la falta de contacto que estaba frenando el arranque desapareció y como la ‘rana’ (o inversor) estaba en positivo el tren se puso a andar. Se detuvo en la siguiente estación.

Entre los trabajadores de la compañía se señalaba ayer que el fallo tiene pinta de ser de un conductor con poca experiencia “porque un veterano difícilmente deja la rana puesta”, según dijo un experto.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba