El Ejecutivo de la Comunidad de Madrid, que dirige Isabel Díaz Ayuso, ha aprobado este miércoles su nueva estructura. Entre los nuevos departamentos, destaca la dirección de área de la Oficina del Español, dependiente de la Consejería de Cultura, Turismo y Deporte, donde estará al frente Toni Cantó.

El exdirigente de Ciudadanos cobrará un sueldo de 75.085 euros brutos al año al igual que los restantes directores de área y comisionados que tiene el Ejecutivo regional, según las retribuciones de altos cargos que aparecen en la web de la Consejería de Hacienda.

El sueldo de un director de área es un 20% inferior a un director general. Además, al estar prorrogados los presupuestos madrileños en este año 2021, las cifras son las mismas que el año pasado y a ellas se tendrá que atender Cantó, según indicaron fuentes 'populares'.

Cantó fue el fichaje más mediático de Ayuso para las elecciones autonómicas del 4-M, pero finalmente no pudo concurrir en la lista del PP. Tampoco no fue nombrado consejero pues el departamento de Cultura, Turismo y Deporte, que era el que mejor le iba, recayó de nuevo en Marta Rivera de la Cruz, quien también abandonó la formación naranja.

En las últimas semanas se había especulado con el futuro político de Cantó, quien no se ha afiliado al PP y por lo tanto tenía muy complicado entrar en la estructura orgánica de Génova. Vozpópuli ya indicó que en la dirección nacional se quiere tener al político valenciano en la próxima legislatura del Congreso de los Diputados, pero para ello aún tienen que pasar más de dos años si Sánchez apura su mandato.

Fuentes del Ejecutivo regional señalaron que la lengua española es "un activo cultural, social y económico" que comparten casi 600 millones de personas en todo el mundo y que tiene "un potencial extraordinario" que la Comunidad de Madrid "va a explotar".

"El objetivo es hacer de Madrid la capital del español en Europa. Lograrlo tendría grandes beneficios no sólo en el ámbito cultural y académico, también en el turístico, económico y empresarial", señalaron desde la Puerta del Sol, sede de la Presidencia madrileña.

La Oficina del Español es un ente nuevo, entre cuyos objetivos estará "la promoción de la Comunidad de Madrid como capital europea del español", la interlocución con instituciones para "impulsar" las oportunidades económicas del español y la "colaboración activa" con entidades madrileñas que trabajan por el impulso del español.

También se buscarán sinergias con entidades culturales internacionales para realizar acciones de puesta en valor del español, y se gestionarán informes y encuentros que fomenten el debate en torno a la potencialidad del español, ubicando en la Comunidad de Madrid el encuentro de expertos y líderes de opinión.

Desde Ciudadanos no se ha tardado en reaccionar a la aprobación del nuevo cargo público de Cantó. Ignacio Aguado lo calificó de "chiringuito". El exconsejero de Políticas Sociales, Alberto Reyero, ha advertido de que "los chiringuitos vuelven a estar de moda en la Comunidad de Madrid".