Madrid

Muere un niño de 4 años al caerle encima un árbol en el parque de El Retiro

El accidente sucedió a cerca de cien metros de la puerta de la calle Ibiza, una de las pocas que estaba abierta en ese momento

Muere un niño de 4 años al caerle encima un árbol en el parque de El Retiro
Muere un niño de 4 años al caerle encima un árbol en el parque de El Retiro EFE

El Ayuntamiento de Madrid abrió en la mañana de este sábado el parque de El Retiro, a pesar de que durante la noche habían caído dos árboles y que la propia Corporación había suspendido un acto de títeres.

A las 13.30 de la tarde de este sábado una rama mató a un niño que, al parecer, iba en un patinete, aunque algunas fuentes dicen que iba en un carrito. Los servicios sanitarios del Samur no pudieron hacer nada por su vida, mientras que el padre fue trasladado con una fuerte crisis a un centro sanitario. Ambos estaban a cien metros de alcanzar la puerta de la calle Ibiza, que era una de las pocas abiertas en ese momento.

Esta noche habían caído dos árboles, según informaron varios medios, lo que hizo que se declarada la alerta amarilla pero no se cerrara. La policía había comenzado a desalojar el parque alrededor de las 12 de la mañana, según informó Televisión Española, mientras el accidente se produjo a las 13.30.

El Ayuntamiento colgó en la mañana de este sábado una nota en su web en la que informaba que "la previsión de fuertes vientos durante este fin de semana en la ciudad de Madrid y la aplicación de la alerta naranja, han hecho que el Ayuntamiento de la capital decida suspender las representaciones con las que este fin de semana iniciaba en El Retiro la nueva etapa del Teatro de Títeres". "Salvo una mejora sensible de las condiciones meteorológicas, la función de mañana domingo también está cancelada", añadía la nota.

Durante la mañana el aire atacaba a más de setenta kilómetros por hora el arbolado del parque donde hace unos años también murió un hombre al que le cayó un árbol mientras estaba descansado.

Explicaciones del Consistorio

El árbol había sido revisado esta misma semana, y el parque estaba balizado y con diversas zonas restringidas, como la infantil, según manda el protocolo de actuación ante la alerta naranja, establecida para vientos de 71 a 85 kilómetros por hora.

Así lo ha explicado ante los medios de comunicación la delegada de Medio Ambiente y Movilidad del Consistorio, Inés Sabanés, quien ha precisado que el cierre del parque, que se da con la alerta roja, se ha llevado a cabo a pesar de no superar los 85 kilómetros por hora como forma de prevención y tras observar la situación meteorológica. Por ello, poco antes de las 13 horas se había comenzado a desalojar el parque.



Volver arriba