La Comunidad de Madrid ha ordenado que no se permita renovar los contratos a los profesionales sanitarios incorporados como refuerzo por la pandemia que rechacen ser adscritos al Hospital de Emergencias Enfermera Isabel Zendal, que en estos momentos supera ya los 300 pacientes con coronavirus.

Así lo ha adelantado El País y lo han confirmado a Efe fuentes de la Consejería de Sanidad, que alegan que se trata de un "mecanismo necesario para responder a la situación de emergencia sanitaria y garantizar la dotación de recursos humanos necesaria para garantizar el correcto funcionamiento del hospital y la calidad de la asistencia sanitaria a los pacientes".

La Consejería de Sanidad ha enviado a los centros una circular, a la que ha tenido acceso Efe, pidiendo a los centros sanitarios que confirmen "no haber contratado a ningún profesional con nombramientos covid" que hubiera renunciado a su adscripción al Enfermera Isabel Zendal, tal y como se les dictó en sendas instrucciones enviadas los días 30 de diciembre y 5 de enero.

"Se reitera que ningún profesional podrá ser contratado nuevamente por otro motivo si previamente ha renunciado a su nombramiento covid, salvo que el motivo de la renuncia sea una mejora de empleo. Asimismo, se recuerda que los profesionales que renuncien por su adscripción al Hospital e Emergencias Enfermera Isabel Zendal no podrán continuar prestando servicio en el centro de origen", dice la circular.