Este viernes, 30 de abril, será el último día en el que los ciudadanos podrán adquirir su Libro de Familia en formato físico. A partir de entonces, solo dispondrán de una ficha electrónica con todo su historial.

De esta manera, el formato electrónico será el único que registre el historial de los ciudadanos, el o los cabeza de familia y su descendencia, y tendrá una base común en toda España, informa 'El Mundo'.

El documento tradicional lo expedía el Registro Civil desde hace más de un siglo y acreditaba las relaciones de parentesco en un núcleo familiar, padres, hijos y cónyuges.

Con la entrada en vigor de este cambio, el Registro Civil se adapta a la realidad actual y se sustituye la expedición actual del Libro de Familia por un nuevo sistema de registro individual.

Funciones del Libro de Familia

Cumplirá con las mismas funciones que desempeñaba el documento en la actualidad, es decir, sacarse el DNI o el de un hijo menor de edad, el pasaporte, tramitar bajas maternales, dar de alta a los hijos en la Seguridad Social, el empadronamiento, solicitar plazas en guarderías y colegios, etc.