La ministra de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Arancha González Laya, ha nombrado a Alfonso Lucini como nuevo cónsul general en Jerusalén, puesto que estaba vacante desde principios de mayo a raíz del cese de Ignacio García-Valdecasas, que adelantó Vozpópuli, en medio de la creciente tensión de que se vivía esos días entre israelíes y palestinos.

La propia ministra confirmó entonces el cese, si bien no quiso aclarar los motivos del mismo, apelando a la "discrección" en este tipo de casos y asegurando que se habían seguido los procedimientos establecidos y que no se trataba de una "decisión a la ligera".

Según informó entonces The Diplomat, el cese podría estar relacionado con una investigación interna que habría dado por buenas las acusaciones de malos tratos formuladas contra García-Valdecasas por personal del Consulado, que este ha rechazado en todo momento.

La salida de García-Valdecadas se produjo en un momento delicado, ya que el Consulado General en Jerusalén hace las veces de 'embajada' ante la Autoridad Palestina y entonces se estaba en plena escalada entre Israel y Hamás en la Franja de Gaza.

Laya elige al embajador en Oriente Medio

Su reemplazo será Alfonso Lucini, cuyo nombramiento debe hacerse oficial en el BOE, algo que debería ocurrir en los próximos días una vez que la decisión ya está tomada, según las fuentes consultadas por Europa Press.

Lucini era actualmente embajador en misión especial para Asuntos de Oriente Medio y del Mediterráneo. Anteriormente ha sido embajador en Grecia y en Italia, además de haber ocupado varios cargos en el Ministerio y de haber estado destinado entre otros en Australia o Siria. Además, fue ayudante de Miguel Ángel Moratinos durante su etapa como enviado especial de la UE para Oriente Próximo.