Procés

Trapero avisó al Govern de que no respaldaría el 1-O: "La doble legalidad no existe"

El mayor de los Mossos ha tachado de "barbaridad" el proceso constituyente y ha relatado al fiscal que advirtió a los exconsejeros de Interior de que no estaba de acuerdo con las actuaciones que se pretendían llevar a cabo desde el Govern para la celebración de un referéndum

El mayor de los Mossos d'Esquadra Josep Lluís Trapero (d), la intendente de los Mossos Teresa Laplana (2-d), el exdirector de los Mossos Pere Soler (2-i), y el exsecretario general de Interior César Puig (i)
El mayor de los Mossos d'Esquadra Josep Lluís Trapero (d), la intendente de los Mossos Teresa Laplana (2-d), el exdirector de los Mossos Pere Soler (2-i), y el exsecretario general de Interior César Puig (i) EFE/Fernando Villar

El mayor de los Mossos d'Esquadra José Luis Trapero ha admitido este lunes que durante su jefatura en Cataluña se sitió "incómodo". "Mucho", de hecho. El exjefe de la policía autonómica ha relatado al fiscal que advirtió a los exconsejeros de Interior Jordi Jané y Joaquim Forn de que no estaba de acuerdo con las actuaciones que se pretendían llevar a cabo desde el Govern para la celebración de un referéndum en Cataluña. Aquel aviso, según ha explicado en sede judicial, tuvo lugar el 7 o el 9 de septiembre de 2016. Ese día, desde la Generalitat preguntaron al mayor dónde iban a estar "en el caso de una doble legalidad". Trapero ha insistido en que su postura fue clara: "La doble legalidad no existe".

Trapero ha negado rotundamente cualquier tipo de participación en los planes de los líderes independentistas para la proclamación de la república catalana. El fiscal Miguel Ángel Carballo ha preguntado al acusado por el contenido del llamado "libro blanco" y del documento "Enfocats", incautados durante los registros de 2017. "Nunca nadie me planteó ni me preguntó al respecto de mi participación ni nada", ha asegurado. Aunque durante el juicio del procés en el Tribunal Supremo se interrogó con insistencia sobre dicha documentación, su contenido pasó de puntillas en el texto de la sentencia.

El que fuera jefe de los Mossos ha insistido en que tuvo conocimiento de ambos documentos por la prensa y ya una vez iniciada la causa en su contra. "Ni lo conocí ni se me expuso esa voluntad ni conozco a nadie [de los Mossos] al que se le haya expuesto algo así", ha dicho durante la segunda parte de su declaración de este lunes en la Audiencia Nacional. Preguntado por el caso concreto de la creación de la comisión sobre el proceso constituyente, ha subrayado que le pareció una "barbaridad más de las muchas que se estaban haciendo" en aquellos años.

"Que la gente desobedeciese no lo pudo prever nadie"

"Hicimos lo que se nos ordenó. Pueden decir que lo interpretamos mal, no sé. Pero hicimos lo que se nos ordenó, en todo momento". Trapero ha hecho hincapié en la tesis de que se pudieron equivocar, pero ha rechazado que se le acuse por no querer actuar durante el 1 de octubre de 2017.

"Yo tengo que defender lo que hacía el Cuerpo", ha dicho desde el banquillo de la Audiencia Nacional en el que se le juzga por un presunto delito de rebelión por la actuación de la policía autonómica durante el referéndum del 1-O. Trapero ha dicho ser el máximo responsable de los Mossos. Matizó, sin embargo, que no podía responder por la actuación de los 18.000 agentes del Cuerpo.

Así son las urnas del referéndum del 1 de octubre
Así son las urnas del referéndum del 1 de octubre VP

El acusado ha alegado ante la Fiscalía que avisaron a los ciudadanos de que a partir de las seis de la mañana irían a los colegios electorales porque confiaban en que la gente se fuera "por su propio pie" de los centros educativos. En este sentido, ha rechazado las acusaciones del fiscal sobre la falta de cooperación de los Mossos. El mayor ha defendido la decisión de enviar "binomios" a los colegios porque -según el "carácter" de las personas que se congregaban- "era esperable una resistencia de tipo pasivo". Sin embargo, ha señalado que será el comisario Ferrán López -que acudirá como testigo al juicio- el encargado de explicar la orden.

"Siempre pensamos que la mayoría sería resistencia pasiva. Ver cómo la gente protegía esas urnas era poco imaginable. Era difícil de entender y de prever. Una de las cosas que nos sorprendió fue el grado de defensa de las urnas. Eso no había pasado otras veces, lo de negarse así a la orden de una autoridad. Que con un carácter tan general la gente desobedeciese las instrucciones no lo pudimos prever ni nosotros ni nadie", ha afirmado.

Condena las cargas policiales

Durante el interrogatorio, el mayor ha rechazado las imágenes violentas que tuvieron lugar el 1 de octubre de 2017. Ha relatado que vio los primeros vídeos en TV3 cuando aún no eran las nueve de la mañana. "Le dije a Ferrán [López] que eso era impresentable. Él llamó al comisario a cargo y le dijo que sacara a los agentes ahí, porque no podían estar con esa actitud", ha dicho. "Según ha declarado, instó a la "apertura de una información reservada" y a que se tramitasen los hechos que se hubiesen "saltado la instrucción desde la cúpula de los Mossos”.

Agentes de la Policía Nacional formando un cordón de seguridad en Barcelona el pasado 1 de octubre.
Agentes de la Policía Nacional formando un cordón de seguridad en Barcelona el pasado 1 de octubre. EFE

El fiscal ha preguntado también por los seguimientos que realizaron los agentes de la policía autonómica a los efectivos de la Policía Nacional. Trapero ha asegurado que “en la vida los Mossos d’Esquadra se han dedicado a hacer seguimiento a otros equipos de las fuerzas de seguridad”. “Eso que usted está narrando, si algún efectivo explicó eso, pues que lo explique”, ha añadido.

El mayor ha asegurado que los mossos que vigilaban los cuarteles de Policía lo hacían por seguridad tras las manifestaciones que se había suscitado en días anteriores. Según ha dicho en su declaración, el día 1-O- a partir de que se rompe la coordinación- el mismo comisario Ferrán López le dijo: “Tengamos información de dónde están actuando para ir nosotros allí”.

El fiscal cuestiona el nombramiento de Trapero

Durante las más de dos horas de interrogatorio, el fiscal ha abroncado a Trapero por aceptar el cargo de mayor. Aunque en un principio ha sido sutil, finalmente ha increpado: "¿Usted acepta el nombramiento sin ningún cuestionamiento?".

El exjefe de los Mossos ha defendido su designación y ha insistido en que cumplía con los requerimientos para el cargo y que le parecía "de lo más razonable". Carballo ha señalado en varios puntos del interrogatorio el hecho de que Cataluña estuvo 10 años sin un mayor de los Mossos hasta la llegada de Trapero, que ha cuestionado reiteradamente. 

Traspero ha declarado este lunes durante más de cuatro horas. Solo le ha dado tiempo a responder a parte del interrogatorio del fiscal Carballo, que prevé continuar con más preguntas este martes, a partir de las 10 horas. 

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba