El ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, ha dicho que el Gobierno "no contempla bajo ningún concepto" conceder un "indulto anticipado" al expresidente de Cataluña Carles Puigdemont, huido en Bélgica de la justicia española, que le reclama por participar en el proceso independentista catalán.

En Onda Cero ha sido preguntado si es posible esta tesis que están planteando algunos abogados cercanos al independentismo que dicen que se podría conceder el indulto anticipado y que incluso sin que Puigdemont sea juzgado sería posible perdonarle.

"Hay una previsión en la propia ley que excepciona ese supuesto pero desde luego el Gobierno no lo contempla bajo ningún concepto", ha recalcado Juan Carlos Campo. Ha explicado que "es evidente" que si Puigdemont se presenta en España hay que detenerle porque "es un huido y está reclamado por la justicia" y ha insistido: "Por tanto le invito a que venga para ser juzgado".

Sobre si percibe en Puigdemont algún afán de convivencia, de concordia o de diálogo el ministro ha indicado que "no es fácil atisbarlo cuando está huido de la justicia". También ha sido preguntado si percibió en el exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras afán de concordia y convivenia cuando salió este miércoles en prisión junto a otros condenados por el procés indultados.

"Renuncia a la vía unilateral"

"Lo que noto es una renuncia a la vía unilateral y es una realidad que Oriol Junqueras es el presidente de un partido que hoy ostenta la Presidencia del Gobierno de la Generalitat y que tiene por tanto muchos cientos de miles de personas que le votan", ha recordado Campo.

Ha aclarado que "el indulto no es un olvido, por eso el matiz con la amnistía, la amnistía es un olvido, el indulto es un perdón para construir un futuro mejor".

"Nadie puede pensar que un indulto les va a hacer olvidar sus ideas independentistas, que por otra parte caben dentro de nuestro régimen democrático, la cuestión es la vías y las formas y lo que no cabe es lo que ocurrió en septiembre y en octubre de 2017, que fueron unos hechos muy graves", ha subrayado.

Campo ha agregado que "la prosperidad de un país, su mejora educativa y sanitaria, el bienestar en general sin convivencia no se logrará y hay que hacerlo con la mano tendida al que piensa diferente y esta es la clave y la esencia de por qué esta semana el Consejo de Ministros ha indultado a unas personas que cometieron hechos muy graves y que fueron castigados por la justicia".