Un total de 81 menores fueron víctimas de abusos por parte de 65 jesuitas de España entre 1927 y 2020 y la mayoría de los casos se produjeron en colegios, según un informe de la Compañía de Jesús, que recoge no solo abusos sexuales sino un rango amplio de conductas, desde el lenguaje impropio o provocaciones, a los tocamientos (la mayor parte de los casos). Desde el año 2000 se han registrado 37 casos, la mayoría en instituciones educativas, seis casos sobre menores y 31 sobre adultos.

El documento, presentado este jueves 21 de enero y titulado 'Informe sobre los abusos cometidos por religiosos jesuitas en las provincias españolas', señala que del total de jesuitas acusados de abusos a menores, 48 ya han fallecido y 17 siguen vivos. De ellos, cuatro ya no son jesuitas y los otros 13 están apartados del contacto con menores, cumplen sanciones o están esperando resolución de procesos canónicos o civiles.

En 14 de los casos (el 20%) habrían abusado con reincidencia, y sobre 51 (el 80%) consta una única denuncia, según revela el informe de la Compañía de Jesús.

Recintos escolares

En cuanto al lugar donde se produjeron los abusos, la mayoría tuvieron lugar en el recinto escolar: clases (5), instalaciones (26), habitación de un jesuita (3) e internados (6). También en la casa familiar de la víctima (6), en un templo (3) o en instalaciones parroquiales (6), en despachos (4), en lugares públicos (1) o en otros centros (1).

"Observamos una especial vinculación al ámbito educativo, la mayoría de los abusos surgen en colegios o vinculado a colegios", ha indicado el secretario de Comunicación de la Compañía de Jesús, José María Rodríguez Olaizola.

Además, el estudio revela que aparte de los 65 acusados por abusos a menores, hay otros 31 jesuitas acusados de abusos sobre adultos, de los cuales 8 siguen vivos y 23 han fallecidos. En cuatro casos (12%) habría más de una víctima, y en 27 (88%) consta una acusación.