España

Las Cortes llevan más de año y medio sin debatir los informes del Tribunal de Cuentas

La Comisión Mixta que preside el 'número dos' de Ferraz sólo se ha reunido para su constitución tras los dos procesos electorales

Puerta principal del edificio del Tribunal de Cuentas en la Calle Fuecarral de Madrid.
Puerta principal del edificio del Tribunal de Cuentas en la Calle Fuecarral de Madrid. Óscar Cañas / Europa Press

No es ni mucho menos el más grave, pero representa uno de los ejemplos del atasco institucional en el que vive instalada España desde hace tiempo. Primero por la repetición electoral y ahora por la pandemia del coronavirus, la Comisión Mixta para las Relaciones con el Tribunal de Cuentas lleva sin debatir un solo informe de este organismo en sede parlamentaria desde febrero de 2019. Es el mismo tiempo que lleva sin comparecer ante el órgano compuesto por diputados y senadores la presidenta de la institución encargada de fiscalizar el gasto del sector público y de los partidos políticos.  

La última vez que María José de la Fuente y de la Calle fue citada por la Comisión se remonta al 25 de febrero de 2019. Dos días más tarde se logró aprobar un gran paquete de informes que, como ahora, permanecían pendientes de aprobación. Desde entonces, las dos únicas sesiones que ha celebrado la Comisión que preside el secretario de Coordinación Territorial del PSOESantos Cerdán, han sido las de su constitución. Una, el 30 de julio de 2019, tres meses después de las elecciones generales de abril. Y la siguiente, el 13 de febrero de 2020, cuatro meses después de los comicios de noviembre de 2019.

Salvo en 2016 -cuando el presidente del Tribunal de Cuentas sólo compareció dos veces-, el resto de años ha habido un número superior de intervenciones ante el órgano parlamentario. En 2013 fueron seis; en 2014, nueve; en 2015, cinco; en 2017, trece; en 2018, nueve; y en 2019, dos. 

Fuentes de la Institución reconocen la parálisis del trámite que deben seguir muchos de los textos que elabora el Tribunal de Cuentas y que ya llegan con un desfase de varios ejercicios a las Cortes. Aún así, ese debate sirve a las Cámaras para tomar nota de las ineficiencias de la Administración y emitir diversas consideraciones y recomendaciones a los órganos sometidos a examen. 

La Comisión suele convertirse además en un espacio de enfrentamiento entre los partidos, pues también se abordan informes sobre las administraciones autonómicas y locales. No en vano, el organismo -que maneja un presupuesto anual de 63 millones de euros- trabaja por delegación del Parlamento. Y esto ha generado críticas por el posible daño a la independencia de los consejeros. 

Los doce que componen el Pleno nombrados por los propios partidos políticos y se encargan de dar el visto bueno a la fiscalización de la actividad económico-financiera del Estado y del sector público, así como de los partidos y sus fundaciones vinculadas. Actualmente, hay siete consejeros que fueron elegidos en 2012 por el PP y cuatro por el PSOE, uno de acuerdo con Izquierda Unida. También analizan las subvenciones, créditos, avales u otras ayudas del sector público percibidos por personas físicas o jurídicas. 

En el Tribunal aseguran no tener noticia por el momento sobre las intenciones del presidente de la comisión de convocar alguna reunión. Tampoco las distintas fuentes parlamentarias consultadas han recibido ninguna indicación por parte de Cerdán, que contactado por este medio, no ha ofrecido respuesta. 

Ayudas al carbón, embajadas catalanas...

Los informes son remitidos a las Cortes y quedan a disposición de los diputados y senadores para que los puedan examinar. Entre los grupos de la oposición deslizan el carácter controvertido de alguno de los los elaborados por el órgano durante todo este tiempo.

Entre ellos, hay uno muy crítico con las ayudas al carbón aprobadas en la época de José Luis Rodríguez Zapatero; otro sobre las irregularidades en el gasto de las embajadas catalanas por parte de la Generalitat. Entre los más recientes está otro sobre la financiación de los partidos políticos correspondiente al ejercicio de 2016, donde el Tribunal encontró posibles irregularidades en el uso de subvenciones por parte de Podemos

El Pleno del Tribunal de Cuentas aprueba el Programa de fiscalizaciones de cada año y lo eleva a la Comisión Mixta. El resultado se recoge en informes, memorias, mociones y notas, que aprueba el Tribunal y se trasladan a la Comisión Mixta de las Cortes. Previa comparecencia de la presidenta del Tribunal, los diputados y senadores deliberan sobre cada uno de los textos y elaboran resoluciones con la postura del Parlamento.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba