El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ha confirmado este jueves que "en la próxima semana" se hará efectiva la renuncia del ministro de Sanidad, para asumir la candidatura del PSC en las elecciones catalanas.

La decisión del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) de mantener provisionalmente las elecciones catalanas el 14 de febrero, aboca a Pedro Sánchez a modificar la próxima semana por vez primera su Ejecutivo de coalición si el ministro de Sanidad, Salvador Illa, mantiene su palabra.

Illa ha venido reiterando desde que se hizo pública su candidatura por el PSC a la Presidencia de la Generalitat que seguiría al frente de su departamento en el Gobierno de Sánchez hasta que comenzara la campaña electoral.

"Soy ministro a jornada completa y estoy al 101 por ciento centrado en la lucha contra el virus. Es lo que estoy haciendo y lo que voy a seguir haciendo mientras desempeñe las funciones de ministro de Sanidad. Las dejaré de desempeñar cuando empiece la campaña en Cataluña", ha sido una de las repetidas frases de Illa.

Al haber confirmado este jueves el TSJC la suspensión del decreto del Govern que aplazaba las elecciones catalanas al próximo 30 de mayo por la situación epidemiológica a causa de la pandemia de coronavirus, se mantiene provisionalmente que se celebrarán el 14 de febrero.

Una decisión antes del 8 de febrero

El tribunal señala que resolverá antes del próximo 8 de febrero sobre los recursos presentados contra el decreto de la Generalitat y será entonces cuando haya una decisión definitiva.

Por tanto, lo previsible es que esa decisión se conozca ya en plena campaña electoral, porque de acuerdo con el calendario de los comicios que se mantienen en la actualidad para el 14F, esa campaña comenzará el viernes de la próxima semana, 29 de enero.

Si el tribunal no acelera al máximo su resolución final para que se conozca antes de esa fecha e Illa mantiene su palabra de que dejará de ser ministro antes de que empiece ese periodo de campaña, Sánchez tiene de margen una semana para relevar a su ministro de Sanidad.

Pero en ese caso, podría darse la circunstancia de que Illa dejara de ser ministro y, a los pocos días, el TSJC resolviera que se aplazan las elecciones al 30 de mayo, tal y como plantea el Govern.

El candidato del PSC no estaría entonces al frente de Sanidad y tendría que dedicarse ya plenamente a su tarea política como candidato a los comicios catalanes.

Carolina Darias, favorita

Desde que se conoció su candidatura y que, por tanto, abandonaría el Ministerio, el nombre que más ha sonado para sustituirle es el de la ministra de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias.

Darias ha colaborado estrechamente con Illa en la gestión de la crisis sanitaria y en la cogobernanza con las comunidades autónomas participando en las reuniones del Consejo Interterritorial de Salud.

También se ha barajado la posibilidad de que el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, dé el salto a la política nacional y pase a formar parte del Gobierno en sustitución de Darias.

Iceta ha confirmado que el presidente le ha ofrecido "colaborar" en la política nacional pero que desconoce si le ofrecerá integrarse en el Ejecutivo.

Sánchez no ha desvelado sus intenciones, y su vicepresidenta primera, Carmen Calvo, ha manifestado que la salida de Illa provocará "algún ajuste puntual" y ha dado a entender que no será mucho más amplio del relevo en Sanidad.

Pero recalcando en todo momento que esa es una prerrogativa del jefe del Ejecutivo.

La sustitución de Illa, a la espera de que vaya acompañada de otras modificaciones, supondrá el primer cambio en el Gobierno de coalición en la actual etapa democrática.