El vicepresidente segundo Pablo Iglesias ha logrado en los últimos compases de la negociación entre el PSOE y el PP incluir a un periodista de su cuerda política en el consejo de RTVE. Se trata de José Manuel Martín Médem, profesional de RTVE que trabajó en Colombia y Cuba y que ahora dirige Mundo Obrero, el órgano oficial de comunicación del PCE de Enrique Santiago. En el entorno de Podemos señalan que Martín Médem es un afín a Santiago y amigo de Iglesias.

El líder morado impuso su nombre a las delegaciones del PSOE y PP, lideradas por Félix Bolaños y Teodoro García Egea, sin dar otra opción para desbloquear el acuerdo. Ambos aceptaron. El temor en algunos sectores de la emisora pública es que se convierta en un "comisario político". En 2018, Podemos pedía un concurso público para evitar que los partidos eligieran el consejo de RTVE "cerrados en un despacho".

El nombramiento de Martín Médem revela cómo Iglesias está modificando algunos equilibrios internos en su estructura de poder. El periodista forma parte del núcleo duro del PCE de Santiago, un dirigente de Izquierda Unida que ahora está trabajando al lado de Iglesias en los asuntos judiciales del partido y que está ganando peso en Unidas Podemos. Santiago es cada día más fuerte en Podemos. A tal punto que fuentes internas de la formación sostienen que "es el único que le puede gritar a Iglesias". Lo dicen porque Santiago es un dirigente muy temperamental y su autoridad va in crescendo a medida que baja la de Alberto Garzón, como desveló Vozpópuli.

En la delicada negociación para renovar el consejo de RTVE, Iglesias ha decidido apostar todas sus cartas por Martín Médem, lo que ofrece a la corriente dura del PCE un importante sillón en ese organismo. Santiago forma parte, de hecho, del reducido grupo de dirigentes que tienen acceso al chalet de Galapagar de Iglesias e Irene Montero, que es donde se toman las principales decisiones de la formación.

En el pasado verano, el líder del PCE ofreció una casa de su propiedad en Asturias para un viaje del secretario general de Podemos. Durante su estancia, celebraron reuniones confidenciales con otros dirigentes del partido para preparar el proceso de fusión con IU. Garzón fue mantenido al margen, lo que rompió definitivamente las relaciones con Iglesias.

Enrique Santiago en el Congreso de los Diputados

Defensor de Santiago con las FARC

Según ha podido saber este diario, la negociación entre PSOE y PP sufrió un impasse a finales del día de este jueves por el papel de Ciudadanos. Cuando iba a desbloquearse, Iglesias aprovechó el hueco dejado libre por los de Inés Arrimadas para forzar el nombramiento de Marín Médem. Hasta aquel momento, el nombre de Martín Médem no había ni tan siquiera propuesto. El PSOE y PP, sin embargo, aceptaron ese perfil polémico para la casa de RTVE en la que algunos temen que, con el apoyo de Comisiones Obreras, se pueda convertir en algo parecido a un "comisario político" en las redacciones de las emisoras.

Con su nombramiento, Iglesias y Podemos renuncian, además, al concurso público para RTVE tal y como plantearon hace un año. En julio de 2018, por ejemplo, la diputada de Podemos Noelia Vera, que participó en la negociación con el PSOE para renovar la cúpula de RTVE y nombrar a Rosa María Mateo administradora única, habló de "solución transitoria" y aseguró que Unidas Podemos no iba a renunciar al concurso público para evitar que los partidos "acaben metidos en un despacho hablando de nombres".

La afinidad del nuevo consejero de RTVE con Santiago viene de antaño. El periodista fue un acérrimo defensor de la actividad del dirigente de IU en Colombia cuando asesoraba legalmente a las FARC. Según Martín Médem, buena parte del proceso de paz en el país se debió a la acción de Santiago. En 2016, cuando Podemos empezó su actividad política, Martín Médem empezó a entrar activamente en el círculo del partido. Lo hizo de la mano del propio Iglesias, interesado en aquel momento de conflicto con Íñigo Errejón en crearse una guardia de corps y buscarla entre los comunistas del PCE. De ahí viene, por ejemplo, su alianza con Rafa Mayoral o Juanma Del Olmo.

Martín Médem fue invitado en el principal círculo de Podemos en Madrid, la Morada, para hablar de política en América Latina. En algunos casos en presencia de Iglesias y Santiago. El líder morado le entrevistó en su programa Otra Vuelta de Tuerka, organizado en los estudios de Público, el diario del empresario Jaume Roures. Y a partir del año pasado le ofreció un espacio en el diario digital La Última Hora, que dirige Dina Bousselham, una dirigente de Podemos que, tras explotar el caso de su móvil, ha pasado de estar apartada a tener un papel de relevancia.

Amigo de Iglesias

Aunque Martín Médem es ahora considerado un "amigo personal" de Iglesias, en Podemos sostienen que responde sobre todo a Santiago. Se trataría, pues, de un favor del vicepresidente a su mejor aliado en IU de cara al importante proceso de fusión previsto para los próximos meses. Iglesias aspira a convertirse en el líder de toda la estructura de IU, mientras que Santiago se quedaría previsiblemente al mando de la organización, tal vez en alianza con Amanda Meyer, ahora en el gabinete de Irene Montero.

En ese reparto de poder, Martín Médem gana peso y fuerza. Ahora será el hombre de Iglesias en el consejo de RTVE, un espacio estratégico al que los morados han intentado siempre entrar y en el que ahora se sienten mucho más cómodos gracias a la programación de la mañana. Para entender el papel que los medios tienen en la lógica del poder de Iglesias puede ser útil mencionar lo que afirmaba incluso antes de fundar Podemos: "Llevamos años diciendo que los medios en tanto que aparatos ideológicos son un espacio de intervención política crucial", y añadía: "La gente no milita en los partidos políticos, la gente milita en los medios de comunicación".