Caso Lezo

El que fuera hombre fuerte de Ignacio González se hace ‘un Marjaliza’ en Lezo

Se trata de Edmundo Rodríguez Sobrino, quien ha decidido colaborar con la Justicia y 'tirar de la manta' en el caso Lezo. El gran perjudicado de esta confesión es el ex presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González. La obsesión del acusado: salvar a su hija, investigada por actuar como su "testaferro".

Edmundo Rodríguez Sobrino (i), uno de los detenidos y considerado hombre fuerte de González en Latinoamérica
Edmundo Rodríguez Sobrino (i), uno de los detenidos y considerado hombre fuerte de González en Latinoamérica EFE

El que fuera hombre fuerte del ex presidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González, Edmundo Rodríguez Sobrino, ha declarado este jueves ante el titular del Juzgado Central de Instrucción Número 6 de la Audiencia Nacional, Manuel García Castellón, colaborando con la Justicia para esclarecer los hechos que rodean a esta presunta organización criminal.

Según ha podido saber Vozpópuli, su estrategia de defensa ha cambiado radicalmente y ante la gravedad de los delitos que se le atribuyen -y que lo mantienen actualmente en prisión preventiva- Rodríguez Sobrino ha decidido colaborar con la justicia en el denominado caso Lezo.

Otra de las razones de peso que han llevado a dicho cabecilla a modificar su estrategia de defensa es la imputación de su hija Patricia en esta causa de corrupción. Tras la confesión del que fuera mano derecha de González pesan motivos familiares y el intento desesperado de un padre por tratar de exonerar a su hija utilizada como su "testaferro".

La fuentes del caso consultadas explican que, sin embargo, el gran perjudicado de esta 'confesión' -que se mantiene bajo secreto de sumario- es el expresidente madrileño ya que "Edmundo lo sabe todo". El testimonio aportado por Rodríguez Sobrino este jueves en la Audiencia Nacional pone aún más en el disparadero al discípulo de Esperanza Aguirre, según informan fuentes jurídicas.

Mismo abogado que Marjaliza

Antes de solicitar esta declaración voluntaria ante el juez, el que fuera consejero de la sociedad editora del diario La Razón, decidió cambiar de abogado. Eligió al prestigioso penalista José Antonio Choclán, encargado de la defensa de otro de los cabecillas de unas de las grandes causas de corrupción que se investigan en nuestro país. Hablamos del constructor David Marjaliza y la trama Púnica. En el verano de 2015, Choclán recomendó al ex socio de Granados 'tirar de la manta' y colaborar con la Fiscalía Anticorrupción y el instructor del caso si quería evitar pasar una época larga en prisión. Marjaliza así lo hizo y a los seis meses abandonó la prisión tras haber comprobado los investigadores que su confesión fue sincera.

Ahora, parece que la historia se repite con Rodríguez Sobrino. Este jueves su abogado no ha solicitado al juez García Castellón ni que suavice la medida de prisión sin fianza ni su puesta en libertad tras cuatro horas de declaración de su cliente. El motivo, aunque pueda parecer extraño, encaja en la estrategia de defensa que va a seguir a partir de ahora el que fuera hombre fuerte de Ignacio González.

A partir de esta confesión, el instructor de Lezo y los fiscales Anticorrupción se pondrán manos a la obra para corroborar que las afirmaciones del imputado son ciertas

A partir de esta confesión, el instructor de Lezo y los fiscales Anticorrupción se pondrán manos a la obra para corroborar que las afirmaciones del imputado son ciertas. Una vez que comprueben que las 'pistas' desveladas por el investigado son válidas su letrado solicitará previsiblemente que se acuerden contra él medidas cautelares menos gravosas contra el ex presidente de Inassa.

Los investigadores del caso Lezo sospechan que tras la adquisición ruinosa de la empresa Emissao por parte del Canal de Isabel II en el año 2013 –que causó un perjuicio de 25 millones de dólares a las arcas públicas madrileñas- Edmundo Rodríguez Sobrino,  tuvo especial protagonismo ya que era el presidente de Inassa, la filial del Canal de Isabel II que gestiona las empresas en dicho continente. Además, la Audiencia cree que Rodríguez Sobrino propició la "premeditada" sobrevaloración del precio de compra de las participaciones en Emissao y sospecha además

En el punto de mira de Anticorrupción y García Castellón se encuentra el presunto cobró comisiones millonarias por parte de Ignacio Gonzáleza través de sociedadesoff shore radicadas en paraísos fiscales. Los investigadores manejan la tesis de que dichas mercantiles pantalla no figuraban a nombre del exdirigente del Partido Popular sino de su hombre de confianza Edmundo Rodríguez Sobrino. En aras de acreditar estos hechos, la Audiencia Nacional ha cursado distintas Comisiones Rogatorias solicitando a distintos países auxilio y colaboración judicial como Colombia o Panamá. 

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba