Operación Lezo El juez sospecha que González cobró comisiones millonarias en paraísos fiscales

Lo habría hecho a través de sociedades off shore que estaban a nombre de su mano derecha y hombre de confianza Edmundo Rodríguez Sobrino, quien fue cesado por Cifuentes tras aparecer en los papeles de Panamá. El expresidente de la Comunidad de Madrid, ahora detenido, trató de protegerlo en todo momento. En el epicentro de esta trama de corrupción, Ignacio González, acusado de delitos de organización criminal, blanqueo de capitales, malversación de caudales públicos y corrupción en los negocios.

El expresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González
El expresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González GTRES

La operación Lezo que el titular del Juzgado Central de Instrucción Número 6 de la Audiencia Nacional, Eloy Velasco, la Fiscalía Anticorrupción y la Guardia Civil llevaron a cabo este miércoles tiene un nombre propio. Es el de Ignacio González, expresidente de la Comunidad de Madrid y mano derecha de Esperanza Aguirre.

Todas las pesquisas parten de él y todas las ramificaciones de esta causa de corrupción tienen como nexo a González y sus sospechosas actividades que hicieron que su patrimonio se dispare en pocos años. Una de las principales líneas de investigación de esta causa de corrupción es el desfalco de casi 60 millones de euros llevado a cabo en torno a la empresa pública madrileña, el Canal de Isabel II.

Las pesquisas que se han llevado en secreto en la Audiencia Nacional desde julio de 2016 -donde se decretaron la intervención de las comunicaciones- han puesto de manifiesto que en el Canal de Isabel II, bajo la gestión y supervisión directa de González, se cobraron comisiones irregulares para el enriquecimiento personal de sus gestores, produciéndose un desfalco en la entidad pública madrileña de gran magnitud.

De hecho, el juez Velasco y los fiscales sospechan que esas 'mordidas' fueron al bolsillo del propio Ignacio González, entre otros implicados. Según ha podido saber Vozpópuli de fuentes del caso, los investigadores sospechan que el expresidente González cobró comisiones millonarias a través de sociedades off shoreradicadas en paraísos fiscales. Sin embargo, dichas mercantiles pantalla no figuraban a nombre del exdirigente del Partido Popular sino de su hombre de confianza Edmundo Rodríguez Sobrino. En aras de acreditar estos hechos, la Audiencia Nacional ha cursado distintas Comisiones Rogatorias solicitando a distintos países auxilio y colaboración judicial.

El dinero de esas 'mordidas' procedería de operaciones disparatadas llevadas a cabo a través del Canal de Isabel II como la compra fraudulenta de la empresa Emissao, que fue denunciada por la propia empresa pública. En 2013, Inassa -la filial del Canal de Isabel II que gestiona las empresas en América Latina- pagó 21,4 millones de euros por Emissao cuando en menos de un año la sociedad valía una cuarta parte. 

El hombre fuerte de González

Precisamente, Rodríguez Sobrino era el presidente de Inassa. Era el hombre fuerte de González. Fue cesado -en contra de su criterio- por la presidenta madrileña Cristina Cifuentes tras verse implicado en el escándalo de los papeles de Panamá. 

En esta causa, también se investiga la presunta financiación irregular del PP de Madrid donde Ignacio González también habría tenido un papel protagonista

Entonces, salió a relucir que el que fuera mano derecha de Ignacio González -actual consejero delegado de la editora del diario La Razón- poseía distintas sociedades off shore que eran administradas por el presunto testaferro, Ignacio Maestre, también gestor de sociedades pantallas de estrellas mundial del fútbol como Xabi Alonso.

Sin embargo, junto con el saqueo del Canal de Isabel II, en la operación Lezo se investiga la presunta financiación irregular del Partido Popular de Madrid donde el expresidente madrileño también habría tenido un papel protagonista recaudando fondos de empresarios para las arcas de su formación. Ahí, se ha visto involucrada la empresa de informática de la Comunidad de Madrid -la Agencia de Informática y Telecomunicaciones de la Comunidad de Madrid (ICM)- cuyo consejero José Martínez Nicolás está siendo investigado en esta causa y también en la operación Púnica. 

Graves delitos de corrupción

En esta nueva causa de corrupción se investigan delitos de cohecho, prevaricación, malversación de caudales públicos, administración desleal, organización criminal, corrupción en los negocios, falsedad documental y blanqueo de capitales.

En total, la UCO llevó a cabo este miércoles doce arrestos y decenas de entradas y registros en el domicilio y el despacho de Ignacio González; la sede del Canal; en Subastas Segre, presidida por Lourdes Cavero, mujer del expresidente e investigada en esta causa; la empresa Mercasa; o las sedes de la empresa de ingeniería y servicios Auditel y de Urbaser, entre otros.

Junto con González y Rodríguez Sobrino, fueron detenidos María Fernanda Richmond, ex directora financiera del Canal de Isabel II y Pablo González, directivo de Mercasa, y hermano del expresidente madrileño. Está previsto que el expresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González sea conducido ante el magistrado Velasco que le tomará declaración este viernes. La operación, que se encuentra bajo secreto de sumario, continúa abierta.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba