España

El 'número dos' del vicepresidente andaluz cuela a su hijo en el España-Alemania

Manuel Alejandro Cardenete estuvo con su vástago en una grada del estadio gracias a una invitación que la RFEF dio a la Junta de Andalucía. La 'mano derecha' de Juan Marín borró su tuit en el campo tras las preguntas de 'Vozpópuli'

Juan Marín y Manuel Alejandro Carderete junto al polémico tuit de este último.
Juan Marín y Manuel Alejandro Carderete junto al polémico tuit de este último.

Toda Sevilla hubiera querido estar en La Cartuja en el histórico 6-0 de España a Alemania del pasado martes, pero sólo unos pocos privilegiados tuvieron esa suerte pues el estadio estaba cerrado para los aficionados debido al coronavirus. Uno de los 'agraciados' fue Manuel Alejandro Cardenete, mano derecha del vicepresidente andaluz, Juan Marín, quien además decidió ir al campo de fútbol con su hijo, según desvelaron fuentes solventes a Vozpópuli. El parentesco no fue negado por Ciudadanos ni el Gabinete de Marín a preguntas de este diario.

El propio viceconsejero de la Vicepresidencia y Consejería de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local subió a las redes una foto en un momento del partido, sin revelar que el acompañante era su vástago. En el mensaje felicitó a la Consejería de Educación y Deporte, que dirige el naranja Javier Imbroda, por hacer "que el estadio vuelva a brillar y que además lo haga de forma segura". Este lugar en los terrenos de la Expo de Sevilla es propiedad de la Junta, que ha corrido con los gastos de rehabilitación por empeño del exseleccionador nacional de baloncesto.

Cardenete borró el citado tuit -ver abajo- cuando Vozpópuli empezó este miércoles a preguntar a la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Ciudadanos y la Junta de Andalucía por esta deferencia que se había tenido con él al meter a su hijo en un estadio en el que se veían las gradas vacías.

Captura del tuit borrado por Cardenete en el que aparecía con su hijo.
Captura del tuit borrado por Cardenete en el que aparecía con su hijo.

Desde Ciudadanos se indicó a este medio que la RFEF entregó al Gabinete de Marín "un número de entradas" -que evitó enumerar- y que "se repartieron dos por cada persona que se consideró que tenía que estar en el partido". Gracias a ello, Cardenete pudo llevar a su hijo a La Cartuja.

La federación que dirige Luis Rubiales difiere en este punto ya que subraya a Vozpópuli que entregó "12-13 invitaciones" a la Junta de Andalucía, propietaria de las instalaciones, y que fue el Gobierno regional el que decidió a quién dárselas.

Ubicación en la grada 3

Curiosamente, este alto cargo no se encontraba en el palco de autoridades (zona 1) junto al presidente de la RFEF, Luis Rubiales; el presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno; el citado Marín y otros dirigentes del Ejecutivo regional y de la UEFA, sino en una grada superior que estaba por encima del área habilitada para los periodistas (zona 2). Por eso, Cardenete y su hijo portaban consigo un pase para estar en la zona 3.

En esta parte del estadio había "20-22 personas en total", puntualiza la RFEF, si bien en dicha cifra se incluye a personal sanitario que previamente trabajó en la toma de muestras serológicas durante la hora previa al partido. En el caso de Cardenete y su hijo, la federación de fútbol dice desconocer por qué estaban allí y deriva toda responsabilidad en los superiores del viceconsejero en la Junta andaluza, a los que se les entregaron las citadas entradas.

Panorámica del palco de autoridades en el España-Alemania.
Panorámica del palco de autoridades en el España-Alemania.

Junto a Moreno, Marín e Imbroda asistieron también al encuentro el presidente de la Real Federación Andaluza de Fútbol, Pablo Lozano; el secretario general para el Deporte y presidente del Consejo de Administración del estadio de La Cartuja, José María Arrabal; el alcalde de Sevilla, el socialista Juan Espadas; y el alcalde de Santiponce, Justo Delgado (AxSí), entre otras autoridades. En varias fotografías también sale el presidente del Sevilla FC, José Castro.

Todos ellos, a excepción del presidente del Sevilla FC, aparecieron en una foto de familia -ver abajo- en el interior del estadio junto a Rubiales y el presidente de la Federación alemana de fútbol unos minutos antes del partido. Una instantánea que provocó revuelo en las redes en la noche del martes ya que la Junta de Andalucía prohíbe desde hace varias semanas las reuniones de más de seis personas en toda la comunidad autónoma.

Rubiales, Moreno, Marín, Espadas y otras personas que estuvieron en el palco de autoridades.
Rubiales, Moreno, Marín, Espadas y otras personas que estuvieron en el palco de autoridades. Twitter de la RFEF

Desde la federación que preside Rubiales se hace hincapié en que todos ellos tuvieron que hacerse de forma obligatoria una PCR para estar en el palco de autoridades, no así en la zona 3 en la que se encontraba Cardenete con su hijo, donde no existía dicha obligación. Asimismo, la RFEF añade a este medio que, en todo momento, se aplicaron estrictas medidas de seguridad y de protocolo contra la covid-19 ya que así lo exige la UEFA en las condiciones actuales de la pandemia.

Los Estatutos de Ciudadanos establecen en su artículo 28 -sobre los deberes de representantes y cargos de la formación naranja- que éstos tienen que cumplir "estrictamente el régimen de incompatibilidad previsto en las leyes, absteniéndose entre otros supuestos de participar o desarrollar toda actividad privada que pueda conllevar un conflicto de intereses en el ejercicio de su cargo".

Asimismo, se hace hincapié en que no podrán aceptar "ningún trato que implique directa o indirectamente algún tipo de privilegio o ventaja respecto de los demás ciudadanos", una situación que fue duramente criticada por aficionados de la Selección española de fútbol que no pudieron ir al estadio al ver por la televisión o en las redes un número significativo de personalidades políticas en la zona VIP de La Cartuja.

La polémica de 2017 en el Bernabéu

A mediados de 2017 fue polémica la presencia de cuatro dirigentes de Ciudadanos en el palco del Santiago Bernabéu, junto a conocidos políticos de otros partidos, con motivo de un encuentro entre el Real Madrid y el Atlético en la semifinal de la Champions.

Al estadio acudieron los entonces secretario general, José Manuel Villegas, el secretario de Comunicación y diputado en el Parlament catalán, Fernando de Páramo, el portavoz de Ciudadanos en la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, y su 'número dos', el diputado César Zafra, según desveló El Confidencial.

A raíz de aquello, la Ejecutiva naranja de Albert Rivera aprobó la puesta en marcha de un nuevo protocolo de actuación para todos los cargos públicos del partido. El 'reglamento' lo elaboró la secretaría de Relaciones Institucionales y hoy concejal madrileña de Cultura, Marta Rivera, y se incorporó a los Estatutos que hoy siguen vigentes... aunque en La Cartuja fuese papel mojado.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba