España

El Gobierno reconoce que vetó la presencia del Rey en Barcelona para no molestar al independentismo

De esta forma, el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, ha explicado que la ausencia de Felipe VI en la Ciudad Condal no fue sólo por razones de seguridad

El presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes, acompañado por el ministro de Justicia del Gobierno, Juan Carlos Campo.
El presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes, acompañado por el ministro de Justicia del Gobierno, Juan Carlos Campo. EFE

El ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, ha asegurado este lunes que la decisión de que el rey Felipe VI no fuese a Barcelona se debió para facilitar o no empeorar la "convivencia" con el independentismo. Además, ha insistido en que la decisión no sólo se basó en razones de seguridad, como se indicó en un primer momento. "No sólo era la seguridad del monarca, también la inminencia de la sentencia de Torra, la cercanía del 1 de octubre...", ha explicado.

En una entrevista en Las mañanas de RNE, Campo ha reconocido instó al presidente del Consejo General del Poder Judicial y del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes, a posponer la celebración del acto. "Si se podía hacer unos días después... ¿por qué íbamos a generar una tensión?", se ha preguntado, para después asegurar que el propio Lesmes rechazó el aplazamiento.

Desde Moncloa se sugirió que la razón por la que el Monarca no iba a acudir al acto de entrega del despacho de los nuevos jueces en Barcelona era por "motivos de seguridad". Pero ahora, con las declaraciones del titular de Justicia, se abre la vía a una supuesta concesión al independentismo en plena negociación de los Presupuestos Generales del Estado de 2021.

Así, Campo ha querido dejar claro que no existe "ningún frentismo con la Casa Real", y que lo único que ha existido son "una serie de actuaciones" por parte del Gobierno ante las razones que "desaconsejaban la presencia" del propio Felipe VI de la capital catalana.

Con todo, el ministro de Justicia no cree que la polémica generada en torno a la ausencia del Rey sea "imputable a Lesmes" por no acceder al aplazamiento de la entrega de despachos. "Con una cierta normalidad se pidió si se podría trasladar a una fecha posterior... el presidente Lesmes tenía la competencia y lo ha hecho", ha añadido.

Acto excepcional

Así, y para justificar lo excepcional del acto, Campo ha recordado que solo acudieron ocho vocales del consejo y no los 20 que debían de haber asistido. "No había ningún miembro de la sala de Gobierno, faltaron 20 alumnos, de los 17 presidentes de Tribunales Superiores de Justicia solo fue uno... no fue invitada la consejera de Justicia de Cataluña... todo ha sido un tanto extraño. Pero tampoco hay que hiperbolar porque generamos tensiones", ha apuntado.

Según Campo, la gestión de este asunto "se podría haber hecho mejor", aunque ha afirmado que "hay veces que da igual" cómo se expliquen las decisiones que adopta el Gobierno. "Yo ya tengo mi decisión y no voy a permitir que la realidad me estropee un buen titular", ha lamentado, para después añadir: "Hay veces que interesa poner estos problemas para disipar otros".

Es más, ya el pasado jueves los guardias civiles destinados en Barcelona consideraron "incomprensible" que esa, la seguridad, fuese el motivo real, ya que indicaron que eso no se corresponde con la realidad y recordaron dispositivos mucho más complejos para blindar la capital catalana: entre otros, el despliegue de cientos de agentes para que Pedro Sánchez celebrase el Consejo de Ministros en la Llotja de Mar o la visita del propio Felipe VI a la Ciudad Condal en los actos de homenaje a las víctimas de los ataques terroristas de Las Ramblas y Cambrils.

Recursos de sobra para garantizar la seguridad del Rey

Fuentes consultadas por Vozpópuli consideraron entonces que el Estado cuenta con recursos suficientes para garantizar la seguridad de Felipe VI en un acto como el que se celebró en Barcelona.

Así, tanto el Gobierno como la Casa Real rechazaron dar explicaciones sobre una decisión que provocó confusión y que rompió con una tradición de más de dos décadas. La única que ha hecho alguna valoración hasta hoy fue la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo: "Hay decisiones que están muy bien tomadas".

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba