La Abogacía del Estado, en representación del Gobierno de Mariano Rajoy, ha pedido al Tribunal Constitucional que deduzca testimonio contra la presidenta del Parlament, Carmen Forcadell, y los miembros de la Mesa de la Cámara Autónomica por admitir a trámite la Ley de Referéndum.

En el incidente de ejecución de sentencia de 34 páginas presentado este miércoles ante el Alto Tribunal, al que ha tenido acceso Vozpópuli, los servicios jurídicos del Ejecutivo solicitan al guardián de la Constitución que adopte "todas aquellas medidas que sean necesarias para evitar la continuación de la vía de hecho del Parlamento de Cataluña en el llamado proceso de secesión de Cataluña" porque de no hacerlo se avanzaría "en el secesionista proceso constituyente que produciría efectos inmediatos".

La Abogacía del Estado recalca que la Ley de Referéndum supone el "incumplimiento frontal" de los acuerdos impugnados por el TC en sus sentencias 259/2015, 141/2016, 170/2016 y 24/2017 y las provindencias de 1 de agosto y 13 de diciembre de 2016.

Por esta razón, el Gobierno pide ahora al guardián de la Constitución que actúe con contundencia: "Se hace preciso que se explicite con la mayor claridad y contundencia posible que la ejecución de los actos aquí impugnados constituye un grave incumplimiento de las decisiones adoptadas por el tribunal, y que los instrumentos no puedan ponerse en marcha".

Documento

"De no anularse los acuerdos impugnados -precisa-, ello permitiría el debate y votación de una proposición de ley de Referéndum de autodeterminación, lo que supondría de forma palmaria y manifiesta la asunción de una función constituyente por parte del Parlamento catalán, extramuros de la Constitución y de los procedimientos de reforma en ella regulados", sostiene el incidente de ejecución que será estudiado por el Pleno del TC.

El Ejecutivo sostiene que lo sucedido este miércoles en el Parlament de Cataluña constituye los "primeros actos" que permiten llevar a cabo un "verdadero plan para intentar la secesión del resto de España, en el que se concretan fases y decisiones". La Abogacía del Estado entiende así que las resoluciones impugnadas van encaminadas a la "voluntad decidida" de culminar un proceso constituyente "unilateral e inconstitucional".

Por último, el Gobierno subraya en su incidente de ejecución de sentencia que no se puede "permitir la ruptura con la Constitución española mediante la aprobación del instrumento normativo que sirva de cobertura a la convocatoria de un referendo sobre la independencia de Cataluña del Estado español y el proceso constituyente en su conjunto".

El Pleno del Tribunal Constitucional tiene previsto reunirse este jueves a partir de las 10 horas y abordará previsiblemente la admisión del citado incidente de ejecución de sentencia, así como la recusación presentada por Forcadell contra sus doce miembros.