España

Felipe VI tiene la última palabra para permitir el regreso de su padre a España

Don Juan Carlos no tendrá fácil volver al país a corto plazo. Necesitará el visto bueno de Zarzuela y Moncloa. La Casa del Rey se blinda ante la previsible apertura de diligencias judiciales

Felipe VI y Juan Carlos I en un acto público en 2018.
Felipe VI y Juan Carlos I en un acto público en 2018.

La salida de Juan Carlos I de España lleva camino de cumplir una semana sin que se diga oficialmente dónde está. Pero cualquier intento de regreso del rey emérito tendrá que tener el aval de Felipe VI y el visto bueno del Gobierno, dos opciones que no se prevén que ocurra en el corto plazo, según constataron fuentes solventes a Vozpópuli.

Don Juan Carlos no tendrá fácil retornar al país en las próximas semanas por mucho que a sus más allegados les hablase de un "paréntesis", tal y como le contó al periodista Alfonso Ussía, y que quizás vuelva "en septiembre", según relataron amigos del monarca a El Mundo. Si costó montar el andamiaje para que el anterior jefe del Estado se alejase de la Corona, tampoco será sencillo que las tres partes -rey emérito, rey actual y jefe del Ejecutivo- coincidan en su regreso a territorio nacional, aunque fuese de forma temporal. 

En primer lugar, porque La Zarzuela se prepara para la más que previsible apertura de diligencias judiciales a cargo de la Fiscalía del Tribunal Supremo. Un paso que se podría dar a finales de agosto. Otra cosa será cómo terminen dichas diligencias y si Juan Ignacio Campos reúne suficientes elementos para investigar al rey emérito. Pero mientras éstas estén abiertas, será complicado ver a don Juan Carlos en territorio español salvo que le llamen a declarar en calidad de testigo o investigado.

El propio Sánchez habló esta semana a la militancia del PSOE de "las presuntas conductas reprobables del anterior jefe del Estado" y que "nadie puede sustraerse a la transparencia de los medios informativos ni a la acción de los tribunales". Es más, insistió en que "todo responsable público debe rendir cuentas de su conducta y así sucederá sin excepciones", lo que ha dado a entender que don Juan Carlos no saldrá indemne de las indagaciones judiciales que hay en marcha en España.

Pedro Sánchez y Felipe VI
Pedro Sánchez y Felipe VI EFE

El catedrático de Derecho constitucional y experto en asuntos de la Monarquía parlamentaria, Antonio Torres del Moral, subraya que Juan Carlos I salió del país con autorización de Felipe VI y de Sánchez, "aunque éste lo niegue", y que en el futuro el Emérito deberá "notificar" su deseo de regresar a España cuando así lo estime oportuno.

"No se necesitará ninguna formalidad jurídica, pero tendrá que tener autorización del monarca, quien consultará a Presidencia de Gobierno un hecho así", prosigue el catedrático, quien coincide con las citadas fuentes en que tanto Zarzuela como Moncloa le dirán a don Juan Carlos "que no es conveniente, aunque no haya un veto jurídico".

"Es posible que le insistan en que se debe poner tierra de por medio, si bien (don Juan Carlos) no tiene suspendidos sus derechos como ciudadano español", hace hincapié Torres del Moral. Sobre el paradero del rey emérito, ninguna fuente consultada por este periódico pone en duda que La Moncloa sabe dónde está.

"¿Información? La tienen"

El rey emérito ha viajado con varios miembros de su escolta, quienes están obligados a informar a sus superiores a diario y, si es necesario, al minuto. "¿Por qué Sánchez niega saber dónde está cuando eso es constitucionalmente imposible?", se pregunta Torres del Moral.

"Cualquier movimiento del rey, tanto Felipe VI como Juan Carlos I, es conocido y refrendado por el Ejecutivo de turno. La escolta va a informar de cualquier situación que afecte al rey emérito. Imagínate que le ocurre algo y el presidente o el Rey (están) sin saberlo... es inimaginable. Sencillamente, no puede ser. ¿Información? La tienen, pero la están dosificando", resume este catedrático constitucionalista.

La Casa Real y el Gobierno han querido manejar este asunto con suma discreción, sin dar información "hasta que la tempestad quepa en un vaso de agua"

Ante el secretismo sobre el paradero de don Juan Carlos, todo indica que la Casa del Rey y Presidencia de Gobierno han querido manejar este asunto con suma discreción, sin dar información "hasta que la tempestad quepa en un vaso de agua", en palabras de Torres del Moral. El único dato oficial al margen del comunicado fue que el anterior jefe del Estado ya estaba fuera de España cuando se anunció el histórico anuncio sobre su marcha.

El sigilo en torno al destino del rey emérito es tal que el Ministerio de Asuntos Exteriores es ajeno completamente a su estancia en el extranjero. Cuando ABC publicó este viernes que don Juan Carlos viajó en avión a Abu Dhabi, la capital de Emiratos Árabes Unidos, el embajador español en este país árabe, Antonio Álvarez Barthe, confesó al departamento de Arancha González Laya que no se le había comunicado nada por parte del Gobierno local y que, por tanto, desconocía la eventual llegada del monarca a territorio emiratí.  

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba