El PP lograría en las elecciones a la Comunidad de Madrid del próximo 4 de mayo el 39,5 % de los votos, según la última encuesta. Podría sumar entre 55 y 56 escaños y gobernar con el apoyo de Vox, que conseguiría entre 12 y 13 diputados totalizando ambos, en el mejor de los casos, 69 representantes, la mayoría absoluta del parlamento madrileño.

Así se desprende de un sondeo telefónica realizada a 1.200 personas mayores de edad residentes en la Comunidad de Madrid realizada por Sigma Dos entre el 12 y el 15 de marzo para 'El Mundo' y recogida por EFE.

Si la suma entre PP y Vox podría llegar a la mayoría absoluta, la de PSOE, Más Madrid y Unidas Podemos, según Sigma Dos, alcanzaría, también en el mejor de los casos, solo 62 representantes de un total de 136, aunque la incógnita vendría de la mano de Ciudadanos, que sumaría entre 6 y 7 parlamentarios, que en estos momentos de gran incertidumbre política en la formación naranja podrían inclinarse hacia uno u otro bloque.

La encuesta muestra que el partido liderado en la Comunidad de Madrid por Isabel Díaz Ayuso, con 55 o 56 escaños, casi duplicaría el porcentaje de votantes conseguidos en las pasadas elecciones -de un 22,2 % en los comicios de 2019 pasa al 39,5-; seguido por el PSOE que llegaría a 37 o 38 representantes con el 27,5 % de los sufragios -27,4 % hace dos años-.

La encuesta no recoge fielmente el efecto que tendría el liderazgo de Pablo Iglesias en su desembarco en la candidatura para la Comunidad de Madrid de Unidas Podemos.

Más Madrid sería la tercera fuerza política pero retrocede en intención de voto y obtendría entre 13 y 14 parlamentarios, un 8,9 % de los electores frente al 14,7 % de los anteriores comicios; mientras que Vox, al que la encuesta da entre 12 y 13 representantes con un 9,4 % de los votos, sería la cuarta fuerza en la Asamblea de Madri

No recoge el 'efecto Iglesias'

La encuesta no recoge fielmente el efecto que tendría el liderazgo de Pablo Iglesias en su desembarco en la candidatura para la Comunidad de Madrid de Unidas Podemos, que llegaría a obtener entre 9 y 10 parlamentarios con el 6,9 % de votos frente al 5,6 % de 2019 y se situaría como quinta fuerza en la Asamblea.

Ciudadanos sería el partido que más porcentaje de voto perdería y quedaría con 6 o 7 representantes al obtener el 5,6 por ciento de los sufragios frente al 19,4 % logrado en 2019.