Tras la hecatombe en Cataluña, en donde Ciudadanos ha pasado de ser primera fuerza con 36 diputados a tener seis representantes autonómicos, la sangría parece continuar a nivel nacional. Según la encuesta de NC Report que este lunes publica La Razón, la formación naranja se quedaría en un 4,3% de votos y tres o cuatro diputados.

Este resultado sería sensiblemente peor del que llevó a Albert Rivera a dimitir como líder de Cs y abandonar la política. Entonces, el 10-N de 2019, los naranjas lograron diez diputados y el 6,7% de los apoyos.

Y lo hace, probablemente, motivado por los ascensos de PP y Vox, que son los partidos que más suben en comparación a los pasados comicios generales. A pesar de la subida de ambos, de entre ocho y diez diputados cada uno, la derecha no podría gobernar, ya que no alcanzaría la mayoría absoluta de 176. Eso sí, el dato curioso es que la suma de los votos de los tres partidos superaría en un millón al resultado electoral que logró José María Aznar en 1996 y que le permitió alcanzar el poder.

En concreto, el PP pasaría de 89 diputados a entre 97 y 99 (23,7%) y Vox de 52 parlamentarios a entre 60 y 62 (18% de votos). Así, si Ciudadanos tuviese un mejor resultado electoral se podría repetir un gobierno de derechas tal y como sucede en la Comunidad de Madrid, Andalucía, Murcia o Castilla y León (aunque en estas cuatro comunidades el ejecutivo está formado por miembros del PP y Cs y apoyado por los diputados de Vox).

El Gobierno de coalición perdería 13 diputados

Otros dos partidos que pierden son los que forman el Gobierno de coalición. Tanto el PSOE como Unidas Podemos verían cómo la gestión de la pandemia provocada por la covid les afectaría electoralmente. Los socialistas pasarían de los 120 diputados con los que cuentan ahora en el Congreso a entre 115 y 117 y su socio, Unidas Podemos, de 35 a entre 27 y 29.

Por otra parte, ERC, Junts, PNV y EH Bildu repetirían resultado: 13 diputados, entre ocho y nueve, seis y cinco, respectivamente.