El PSOE de Murcia quiere "estirar el chicle de la corrupción". Así lo ha defendido el secretario general socialista y exalcalde de Alhama, Diego Conesa, que paradójicamente está siendo investigado por presunta prevaricación por no tramitar una sanción al concejal de IU durante un control de alcoholemia cuando era regidor del municipio murciano.

Según los audios publicados por el diario regional 'La Verdad', el líder socialista reconoce que sabía que "era difícil" asegurar la moción de censura "hasta que no se votara": "Lo que no sabíamos era la capacidad de comprar tan pronto del PP y de dejarse vender tan pronto", en referencia a los diputados de Ciudadanos que han sido nombrados consejeros del Gobierno de López Miras.

"La derecha mediática del poder y el Gobierno regional quieren pintar como que esto ha sido un sueño de un mal día y lo quieren tapar, pero tenemos que estirar el chicle más allá de la votación de la moción de censura en la Asamblea y en el Ayuntamiento de Murcia", ha aseverado Diego Conesa, que no da por perdida la votación: "En la Asamblea Regional nos va a votar a favor Podemos y, igual que lo ha anunciado Podemos, lo podría anunciar otro grupo".

Diego Conesa ha instado a su equipo a "coger el espacio del centro" político. ¿Cómo? "Demostrando que no necesitamos a Podemos para conseguir esa mayoría". Según Conesa, el objetivo de la moción de censura con Ciudadanos era "coger todo ese espacio del centro que nos va a ceder el PP, que se va a tener que echar, sí o sí, en los brazos o la soga de Vox".