Pablo Casas acaba de cumplir los 40 años, está separado y lleva un mes y medio sin ver a su hija. Solicitó la custodia compartida y, a la espera de que el juez resuelva el caso, asegura a Vozpópuli disponer de un auto cautelar en el que se estable un régimen de visitas de un día por semana, el miércoles, y también fines de semana alternos.

Sin embargo, el pacto habría volado por los aires. "No se está cumpliendo", dice. Un hecho que le ha llevado a poner en marcha una iniciativa que consiste en hacer running alrededor del Congreso de los Diputados todos los viernes a las 20.00 horas. Arranca el 2 de abril.

Con el nombre de '365 vueltas al Congreso', un grupo de padres en su misma situación correrán en defensa de la custodia compartida. "Una vuelta por cada día privado de ver a tu hijos", apunta Casas. Según su testimonio, el juicio por la custodia compartida se iba a celebrar en las próximas semanas, pero la otra parte "ha abierto una causa penal para que se siga retrasando".

En 2019, la custodia compartida fue otorgada en el 37,5% de los casos de divorcio.

Una abogada en el punto de mira

El padre atribuye el giro a las prácticas de la nueva abogada de su ex mujer, Mar Abril Pérez del Campo, hija de la histórica activista feminista y presidenta de la Federación de Asociaciones de Mujeres Separadas y Divorciadas Ana María Pérez del Campo.

"Hay un sector de padres que no han hecho nada malo para tener que dejar de ver a sus hijos y se ven arrinconados por las malas prácticas. Al final quienes pagan son los menores. Yo tenia una relación fluida con mi mujer que ha cambiado de forma radical a raíz de entrar esta abogada en escena", denuncia Casas.

Otros padres se han sumado a su iniciativa. "No es una manifestación, ni vamos a hacer una sentada en el Congreso. Vamos a quedar para correr, es una forma de protestar pacífica. Entre tanto ruido, no se da visibilidad a este tipo de casos y también existen", apunta.

No es una manifestación, ni vamos a hacer sentadas. Vamos a quedar para correr y protestar de forma pacífica

"Pensamos que la custodia compartida es el método con el que menos sufren los niños, pero al solicitarla, en muchos casos se abren causas penales basadas en falsedades. No es lo mismo tener la custodia compartida de primeras y poder disfrutar de los niños cuando son pequeños que tirarte cuatro o cinco años de litigios. Al final se te pasa toda la infancia de tu niño. Es una pena y no se puede recuperar el tiempo", zanja. Casas también quiere crear una asociación con el nombre 'Ningún peque sin su papá'.

Su queja sobre la abogada Abril Pérez del Campo se suma a otras tantas vertidas en distintos portales y foros en internet.

"Su modo de actuar es similar en los diferentes casos: continuas demandas para asfixiar económicamente a la contraparte, demandas trufadas de falsedades, oposición sistemática a la mediación, presentación de denuncias en comisaria... Consideramos que su modo de actuar perjudica a nuestros hijos, a nosotros y judicializa cualquier intento de reducir las tensiones entre los progenitores", denuncian otros padres. Algunos, incluso, han hecho llegar sus reivindicaciones al Ilustre Colegio de Abogados de Madrid (ICAM). Este diario ha tratado de ponerse en contacto con la abogada de familia a través de varios medios sin éxito.

La custodia compartida en España

Desde la sentencia del Tribunal Supremo de fecha 29 de abril de 2013 la custodia compartida es preferente en España. Sin embargo, pese a ser el régimen recomendado jurídicamente, la custodia materna sigue siendo mayoritaria.

Según los últimos datos del INE, en 2019 se produjeron 95.320 casos de nulidad, separación y divorcio, lo que supuso una tasa de dos por cada 1.000 habitantes. El total de casos supuso una disminución del 4,1% respecto al año anterior. Por tipo de proceso, se produjeron 91.645 divorcios, 3.599 separaciones y 75 nulidades. Los divorcios representaron el 96,1% del total, las separaciones el 3,8% y las nulidades el 0,1%
restante. El número de divorcios disminuyó un 3,8% respecto al año anterior, el de separaciones un 12,2% y el de nulidades un 18,5%.

El 43,3% de los matrimonios correspondientes a las resoluciones de separación o divorcio no tenían hijos menores o mayores dependientes económicamente. Un porcentaje similar al del año anterior. El 44,8% tenía solamente hijos menores de edad, mientras que el 5% solo hijos mayores de edad dependientes económicamente y el 6,9% hijos menores de edad y mayores dependientes económicamente.

En el 58,1% de los casos de divorcio y separación de cónyuges de distinto sexo, la custodia de los hijos se le otorgó a la madre (61,6% en el año anterior), en el 4,1% la obtuvo el padre (4,2% en 2018) y en el 37,5% fue compartida frente al 33,8% en 2018. El 0,4% se otorgó a otras instituciones o familiares.

En los casos de divorcio y separación de los cónyuges del mismo sexo se adoptaron medidas de custodia de los hijos menores en el 27% de los divorcios y separaciones. De ellos, en el 47% la custodia la obtuvo uno de los dos cónyuges y en el 52,3% fue compartida.