España

Declaran culpable a un hombre que mató a su exmujer para cobrar una pensión

El fiscal ha solicitado veinticinco años de prisión para el acusado, mientras que su defensa ha pedido la absolución, y ha anunciado que recurrirá la sentencia y el auto de prisión

Interior enviará 50 policías a Cataluña para escoltar a los candidatos a raíz de las amenazas a los partidos
Interior enviará 50 policías a Cataluña para escoltar a los candidatos a raíz de las amenazas a los partidos EFE

Un jurado popular ha declarado por unanimidad culpable a un hombre que asesinó a su exmujer en Fuengirola (Málaga) con la intención de cobrar una pensión y unas acciones.

El magistrado presidente, tras conocerse el veredicto, ha ordenado el ingreso en prisión de este hombre, de 70 años y nacionalidad danesa, que se encontraba en libertad provisional.

El fiscal ha solicitado veinticinco años de prisión para el acusado, mientras que su defensa, ejercida por Antonio García-Agua Agüera, ha pedido la absolución, y ha anunciado que recurrirá la sentencia y el auto de prisión.

García-Agua Agüera ha informado de que cuando se le notifique el auto de prisión lo recurrirá en el menor plazo posible ya que le preocupa el estado de salud de su cliente porque está muy delicado y en tratamiento oncológico.

El procesado siempre ha mantenido su inocencia y alegó durante el juicio popular que, al llegar al domicilio, su exmujer, de la que llevaba unos 20 años separado pero mantenían buena relación, ya estaba muerta.

El acusado la arrojó por la escaleras, se marchó de la casa y la dejó agonizante

Los investigadores y los forenses mantuvieron que todo apuntaba a que el hombre simuló la caída de la mujer por la escalera, pues se encontraron restos de sangre en la parte superior de la vivienda, en la habitación, en la cama y en el cuarto de baño.

Intención de acabar con su vida

En el escrito acusatorio se explica que el acusado, aprovechando la buena relación que mantenía con su exesposa, se presentó el 11 de febrero de 2016, sobre las 19.00 horas, en el domicilio la víctima, en la localidad malagueña de Fuengirola, con sus propias llaves.

Precisa, además, que con la clara intención de acabar con su vida, con un objeto afilado que no ha sido hallado, propinó sorpresivamente a su expareja un golpe en la zona parietal derecha que la perjudicada no pudo esquivar ya que estaba de espaldas.

A continuación, el acusado la arrojó por la escaleras, se marchó de la casa y la dejó agonizante.



Volver arriba