La presión hospitalaria ha vuelto a descender en Cataluña y Galicia, comunidades autónomas que, sin embargo, han notificado también un aumento en los nuevos contagios por coronavirus, según los datos ofrecidos por ambas regiones este sábado.

La presión asistencial tanto en unidades de críticos como en plantas hospitalarias sigue reduciéndose en la comunidad autónoma de Galicia, aunque han aumentado los contagios, según los datos facilitados por el Servicio Gallego de Salud (Sergas).

No obstante, el último parte del Sergas indica que se registra un repunte en el número de personas contagiadas en la comunidad, que se sitúa en 110.449 frente a las 110.031 del último registro, y que el número de curados es de 99.013, de las cuales 1.158 en las últimas 24 horas.

Las últimas cifras de las seis de la tarde de ayer revelan que el número de personas con infección activa es de 9.289, 751 menos, y el número de hospitalizados en unidades de cuidados intensivos baja hasta los 163.

La presión asistencial se ha rebajado en general, al haber 740 personas ingresadas en los centros sanitarios gallegos, 73 menos, de las cuales 67 altas corresponden a pacientes en planta, que han pasado de 644 a 577 en un día.

El número de fallecidos por la covid-19 desde el inicio de la pandemia en la comunidad gallega se eleva a 2.164 tras los 10 decesos comunicados a última hora de ayer.

Sube la velocidad de propagación de coronavirus en Cataluña

Mientras tanto, la velocidad de propagación del virus (Rt) ha vuelto a subir por cuarto día consecutivo en Cataluña y se sitúa en 0,88 (0,86 ayer), mientras se ha conseguido bajar de las 2.000 personas ingresadas (1.944 hoy) y se reducen en siete las que están graves en la UCI (606).

Según los datos epidemiológicos actualizados este sábado por el Departamento de Salud, el riesgo de rebrote (EPG) ha bajado tres puntos y se sitúa en 261 (264 ayer), si bien aún estamos en situación grave, ya que a partir de 100 se considera un riesgo alto.

Los nuevos casos de enfermos de la covid-19 notificados en las últimas 24 horas se elevan a 2.081, con tres defunciones más.

La cifra de fallecidos desde la primera defunción en Cataluña, que fue el 6 de marzo de 2020, asciende ya a 20.411 víctimas, mientras que la velocidad de propagación del virus (Rt) ha subido por cuarto día consecutivo y ya es del 0,88, dos centésimas más que ayer.

Los indicadores epidemiológicos apuntan a un cambio de tendencia en el descenso de la curva epidémica, ya que también sube ligeramente la positividad de todas las pruebas de COVID, que el domingo cayeron por debajo del 5 % -la cifra establecida por la OMS para considerar controlable la epidemia- y que hoy se han situado en 4,46 (4,30 ayer).

Sí continúa a la baja, aunque muy lentamente, la mortalidad de la epidemia, ya que durante los últimos siete días (entre el 10 y el 16 de este mes) han fallecido en Cataluña 304 personas, una media de 43 diarias.

El máximo de fallecimientos diarios en la segunda ola se registró el 5 de noviembre, con 89 muertos en un día, y en la tercera ola fue el 25 de enero, con 97 fallecimientos en 24 horas.