España

La juez cita a Corinna en julio para declarar sobre las presuntas presiones del CNI y el rey emérito

Fija para la segunda semana del mes que viene el juicio por calumnias contra Villarejo en el que la examiga del monarca testificará a favor del comisario

El rey Juan Carlos y Corinna
El rey Juan Carlos y Corinna Efe

El juicio contra el comisario José Villarejo por calumniar al exresponsable del CNI Félix Sanz Roldán ya tiene nueva fecha después de de dos aplazamientos. Según informan a Vozpópuli desde el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, comenzará el próximo 10 de julio. Entre los testigos citados se encuentra la examiga del rey emérito, Corinna Zu Sayn-Wittgenstein, quien ya ha manifestado su intención de declarar a favor del policía y relatar las presuntas presiones que sufrió por parte de Sanz Roldán por encargo del monarca.

Será el primer juicio contra Villarejo, en prisión preventiva desde 2017 y durará cuatro días, según la previsión de la juez María Pilar Casado. En este caso, la Fiscalía pide para él dos años de cárcel por calumnias y denuncia falsa. Meses antes de su arresto por la operación Tándem, el comisario dio la cara en el programa Salvados, de La Sexta donde manifestó que Sanz Roldán había amenazado de muerte a la examiga del rey emérito. El Ministerio Público sostiene que lo dijo "siendo consciente de que no era cierto".

El Juzgado de lo Penal número 8 de Madrid ha fijado esta fecha después de que la pandemia de la covid-19 obligase a suspender este juicio, previsto para el pasado 23 de marzo. Inicialmente se iba a celebrar el 7 de febrero, pero también tuvo que aplazarse por la imposibilidad de que la examiga del rey declarase por videoconferencia. La empresaria germano danesa se comprometió a declarar solo por esa vía desde Londres, donde tiene fijada su residencia habitual. 

Apoyó a Villarejo ante notario

El contenido de lo que quiere expresar lo recogió el año pasado en una declaración ante notario a la que tuvo acceso Vozpópuli y con la que pretende salir en defensa de Villarejo. Acusa a Sanz Roldán de haberla amenazado a ella y a su hijo en 2012 durante una visita a Londres, pocos días después del accidente del rey en Botswana que sacó a relucir su relación. Corinna añade incluso que por esas fechas el CNI recurrió a “mercenarios” para robarle documentación sensible. Vincula esas actividades de Sanz Roldán con un encargo del propio rey Juan Carlos. 

Tres años después tuvo lugar el encuentro entre esta mujer y Villarejo, también en la capital inglesa. En 2015, el comisario buscaba munición en la guerra personal que mantenía contra Sanz Roldán y se ofreció a ayudar. Durante la cita, ella le relató al policía -entonces en activo- la presunta corrupción del rey emérito. Todo aquello lo recogió la inseparable grabadora del polémico comisario y acabó publicado en la prensa. 

Hoy parte de esas revelaciones están bajo investigación de la Fiscalía del Tribunal Supremo y de un fiscal suizo. Tiene que ver, sobre todo, con el presunto cobro de comisiones ilegales por el contrato del AVE a La Meca adjudicado a empresas españolas y el blanqueo de dinero por medio de testaferros. Corinna Zu Sayn-Wittgenstein reaparecerá ante la Justicia española en el momento más delicado para el rey emérito y la Corona. 

El momento más delicado

Habrán pasado cuatro meses desde que el rey Felipe VI anunció por sorpresa que renunciaba a la herencia de su padre ante un país que estaba conmocionado por la reciente declaración del estado de alarma por la expansión del coronavirus. También decidió retirar a Juan Carlos I la asignación económica que le correspondía como miembro de la Casa Real. 

Fue a raíz de las informaciones publicadas por varios medios respecto a que Felipe VI aparece como beneficiario de dos fundaciones llamadas Zagatka y Lucum. Lucum está investigada por recibir una supuesta donación de Arabia Saudí de 100 millones de dólares y, según publicó el diario británico The Telegraph, el rey Felipe VI figura como segundo beneficiario. 

En el caso de Zagatka, el rey Felipe asegura que lo desconocía, pero que en tal caso renuncia a ella; en el de Lucum, revela que tuvo conocimiento en marzo de 2019 por un despacho de abogados, el que representa a la ex amiga de su padre Corinna zu Sayn-Wittgenstein. Ella asegura que desde 2018 ha tratado de informar a la Casa Real del "abuso" que, según ella, ha estado sufriendo desde hace "ocho años", pero que "se hizo caso omiso" y no se tomó "medida alguna" para remediarlo.

Visita del rey a Corinna

A mediados de marzo, Corinna zu Sayn-Wittgenstein reconoció tras publicarlo El Confidencial que el Rey emérito fue a visitarla a Londres 11 días después de que los abogados de ella se pusieran en contacto con la Casa Real para comunicar que Felipe VI figuraba como segundo beneficiario de la fundación panameña Lucum.

A su juicio, la campaña de abuso sufrida la ha llevado a "ser arrastrada a los procedimientos" de la investigación abierta en Suiza sobre las presuntas comisiones pagadas por Arabia Saudí en el marco de la negociación para la adjudicación a una UTE española de las obras del AVE a la Meca. "Después de que el Rey emérito vino a visitar a nuestra cliente, enviamos varias cartas de seguimiento, sin hacer demandas, pero nuestras solicitudes de buena fe para un diálogo nuevamente quedaron sustancialmente sin respuesta", afirma su abogado.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba