Si el Gobierno hubiera aplicado el estado de alarma una semana antes, se habrían evitado un 62% de los contagios. Así se desprende de un estudio de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea), que plantea la hipótesis de que el Gobierno hubiera decretado el confinamiento el 7 de marzo, un día antes de la manifestación feminista del 8-M.

El número total de casos ha ascendido este miércoles hasta los 177.633. El pasado 4 de abril, la cifra era de 126.858, un tercio más de los 47.766 positivos que Fedea calcula que habría habido si el Ejecutivo de Pedro Sánchez hubiera actuado con más celeridad.

"Falta de previsión"

Por eso, los autores del estudio apuntan "que hubo una falta de previsión por parte del Gobierno español, que no logró anticiparse al desarrollo real de la epidemia de coronavirus".

"Tal disminución hubiera evitado probablemente el colapso de muchos hospitales en nuestro país", certifica el estudio.