El vicesecretario general de Ciudadanos, Edmundo Bal, ha defendido este domingo que al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, "no le va a salir bien" la estrategia de remodelar su gabinete porque "no nos va a engañar" y "a nadie se nos van a olvidar los indultos".

"España es un país fuerte, Sánchez pasará y España se levantará", ha sostenido Bal, que, en una comparecencia ante los periodistas desde la sede de Ciudadanos en Madrid, ha comparado la crisis de Gobierno con un "intercambio de cromos", donde cambian las caras, pero sigue el mismo álbum, "propiedad de Podemos, Esquerra y Bildu".

Para Ciudadanos, "el problema es Sánchez" porque "Sánchez y este Gobierno hacen mal a España" y le piden por ello que "más pronto que tarde" abandone el Gobierno y la coalición "deje de gobernar los designios de 47 millones de españoles bajo las políticas separatistas que sólo piensan en sus privilegios, en sus territorios".

"No nos va a engañar. A nadie se nos va a olvidar los indultos, a nadie se nos va a olvidar la mesa de la vergüenza, a nadie se nos va a olvidar que se está reivindicando la celebración de un referéndum consultivo para ratificar los acuerdos (...) no se nos va a olvidar los ataques a la separación de poderes, al Tribunal de Cuentas, o el desarme que se pretende de las potestades de ejecución del Tribunal Constitucional", ha advertido Bal.

El partido de Inés Arrimadas sostiene además que la remodelación del Gobierno muestra que Sánchez "carece por completo de poder con respecto al ala morada" y vaticinan que, a pesar de la salida de Pablo Iglesias, se repetirá "el mismo vodevil" de "un Gobierno compuesto por dos gobiernos" que se pelea y compite por "quién se pone la medalla".

Una pugna que a juicio de los naranjas se ha mostrado ya el choque entre el ministro de Consumo, Alberto Garzón, y el responsable de Agricultura, Luis Planas, a cuenta de la recomendación de comer menos carne.