El titular de la central nuclear Ascó I (Tarragona) ha notificado esta madrugada al Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) que el reactor se ha parado de forma no programada a consecuencia de un fallo del interruptor de alimentación de una de las barras eléctricas de las bombas de refrigerante del reactor (BRR-A).

El suceso se produjo durante la maniobra de cambio de alimentación o transferencia de de las mencionadas barras eléctricas que se estaba llevando a cabo en el proceso de subida de carga de la planta tras la última parada no programada.

En el momento del parón, la planta estaba al 15% de carga en turbina. Según ha informado el titular al regulador nuclear, según las Especificaciones Técnicas de Funcionamiento (ETF) el titular ha iniciado la bajada de carga hasta llegar al modo 3 (espera caliente), es decir, mantener el reactor parado y con la temperatura media del refrigerante en valores nominales.

El episodio no ha tenido impacto en los trabajadores, el público ni en el medioambiente, de modo que con la información disponible hasta el momento el CSN lo ha clasificado con nivel 0 en la Escala Internacional de Sucesos Nucleares y Radiológicos (INES).