El presidente del Gobierno Pedro Sánchez ha comenzado su intervención en el acto en el Gran Teatro del Liceu, donde ha anunciado oficialmente los indultos a los presos del procés, recitando el poema Ara mateix del poeta catalán Miquel Martí i Pol.

"I som on som; més val saber-ho i dir-ho; i assentar els peus en terra i proclamar-nos; hereus d'un temps de dubtes i renúncies; en què els sorolls ofeguen les paraules", ha recitado Sánchez, como hicieran en su momento Omnium y ANC para cerrar un acto que organizaron ambas asociaciones en la plaza Cataluña de Barcelona, el 19 de octubre del 2014, antes de celebrarse el denominado por Artur Más, por entonces presidente del Govern, proceso participativo sobre el futuro político de Cataluña del 9-N.

Desde algunos sectores del independentismo se ha criticado que Sánchez haya usado esa parte en concreto del poema, obviando otras, las cuales aseguran no concuerdan con la narrativa del presidente

Tras recitar unos versos del poema, que en los últimos años también han utilizado públicamente Pep Guardiola o la empresa Estrella Damm, Sánchez ha confirmado que el Consejo de Ministros aprobará este martes los indultos a los líderes del separatismo catalán encarcelados por el golpe a la democracia del 2017. Sánchez ha hecho el anuncio entre los abucheos de un espontáneo que reclamaba la amnistía al comienzo de un discurso de unos 25 minutos en el Teatro del Liceo de Barcelona.

El jefe del Ejecutivo ha hecho una intervención sentimental, plagada de referencias a sus ya clásicos significantes de "concordia" y "reencuentro", tan habituales desde el batacazo electoral del PSOE el 4 de mayo en Madrid. No ha mencionado que los indultos son el peaje para sujetar su mayoría en el Congreso y poder agotar la legislatura. Pero ha trazado un paralelismo entre el espíritu de la Constitución de 1978 y la situación en Cataluña, como si entonces y ahora hubiera que reconciliar a dos bandos enfrentados.

“Eso es lo que el Gobierno de España ha decidido, afrontar el problema, buscar la concordia. Por eso mañana (martes), pensando en el espíritu constitucional de concordia, propondré al Consejo de Ministros conceder el indulto a los nueve condenados en el juicio del 'procés' que están en prisión", ha comenzado Sánchez.

El presidente del Gobierno, que ha sido abucheado durante su intervención, ha admitido que este tiempo nuevo requerirá de mucho diálogo. Y ha dejado entrever que todas las partes tendrán que ceder, como ha hecho el Gobierno ya con los indultos. Unas cesiones al separatismo, que según se puede interpretar de sus palabras, no han terminado. "El indulto es solo un primer paso", ha dicho. El presidente ha hablado de que es el momento de hacerlo y que se propone construir "un nuevo proyecto de país", que no ha concretado.