El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha salido del Liceo de Barcelona a las 12.58 de este lunes junto a la delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera, y tras pronunciar su conferencia en la que ha anunciado que el Consejo de Ministros abordará este martes el indulto para los nueve condenados por el procés catalán.

Al salir se han encontrado con los abucheos de los 500 concentrados, que han coreado en catalán 'Fuera', 'Botiflers', 'Fuera las fuerzas de ocupación' y 'Libertad presos', entre otras consignas.

Los concentrados, que también le habían abucheado a la entrada, han tirado en la calle poco antes botes de humo rojo, y las banderas que enarbolan son independendentistas y de Arran.

La portavoz de la organización juvenil Arran, Adriana Roca, ha asegurado que el movimiento independentista no cederá ante los indultos porque son una "moneda de cambio y un cheque en blanco para cerrar un conflicto que sigue abierto".

"Hemos sufrido la violencia una y otra vez, y ahora se presentan unos indultos que no sirven para nada. Ante la represión no concebimos ninguna renuncia, aunque nos quieran silenciar con una mesa de diálogo y acuerdos silenciosos", y ha apostado por la independencia de Cataluña como la única salida al conflicto político. Uno de los miembros de Arran ha sido quien ha interrumpido a Pedro Sánchez cuando anunciaba en el Liceo el indulto para los nueve líderes condenados por el procés.

Por su parte, el portavoz del Secretariat Nacional de la CUP, Edgar Fernández, ha rechazado los indultos a los presos del 1-O, y ha reclamado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, la amnistía: "No queremos su perdón, queremos la libertad".

Lo ha dicho en una rueda de prensa en La Rambla de Barcelona, para mostrar su rechazo a la conferencia que ha pronunciado Sánchez este lunes en el Liceu de Barcelona.

Para la CUP, los indultos no son el punto y final, sino que defienden la amnistía para volver a comenzar, y se ha dirigido a Sánchez: "Señor Pedro Sánchez, usted hoy no es bienvenido, usted es parte del problema".

Fernández ha apostado por una "propuesta de mínimos" que pase por el referéndum de independencia, y ha asegurado que el movimiento independentista no renunciará a su lucha.

"Hay un total de 3.000 personas represaliadas. La represión ni comenzó con el 'procés' ni acabará con los indultos. La represión nos quiere dividir, hacer que nos cuestionemos. Pero no tenemos miedo al Estado; señor Pedro Sánchez, usted es parte del problema", ha añadido.