Primera reacción del Govern a la concesión de los indultos a los líderes del procés por parte del Gobierno de Pedro Sánchez. El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha asegurado que esta medida de gracia a los separatistas presos demuestra que las penas impuestas por el Tribunal Supremo "fueron injustas" y ha asegurado que "es la hora de la amnistía, del referéndum acordado y del regreso de los exiliados".

En una declaración institucional en la Sala Gótica del Palau de la Generalitat, Aragonés ha dado la bienvenida a los indultos, pero ha pedido al Ejecutivo central que resuelva la situación del expresident Carles Puigdemont, fugado de la Justicia española en Bélgica tras la convocatoria del referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017.

El presidente de la Generalitat ha afirmado que los indultos ayudan a generar credibilidad al diálogo y la negociación con el Gobierno central. "Desde el Govern de la Generalitat destinaremos todos los esfuerzos a hacer posible esta nueva etapa donde la negociación y la política deben ser el espacio para resolver un conflicto que lleva demasiado tiempo enquistado", ha dicho.

Por otro lado, Aragonès ha defendido que los indultos no acaban con las causas judiciales que afectan a independentistas y que todavía están pendientes, por lo que ha reclamado la amnistía: "Exigimos al Estado a que cese toda la represión".

La CUP, en contra

En paralelo, la CUP ha defendido que los indultos a los presos del 1-O "intentan ser una primera piedra de una operación de Estado impulsada por el Gobierno español y las élites económicas que pretenden cerrar el proceso en un pacto entre despachos".

En un comunicado este martes, los anticapitalistas han asegurado que "solo la amnistía y la autodeterminación resolverán el escenario catalán", pero han celebrado que los nueve presos salgan de la cárcel, una situación que consideran injusta.

Han sostenido "hay más de 3.000 personas represaliadas que quedan a la intemperie con esta medida", y han dicho que las medidas de gracia no resuelven el fondo del conflicto político ni sus consecuencias.

El Consejo de Ministros ha aprobado este martes los indultos a los líderes independentistas del procés. Minutos después, Pedro Sánchez ha realizado una declaración institucional sin preguntas desde el Palacio de la Moncloa para explicar los pormenores de la decisión. El rey Felipe VI firmará esta tarde los indultos y los nueve políticos podrán salir de prisión durante las próximas horas, y esta medida de gracia no afecta a los políticos independentistas fugados de la justicia, como el caso del expresident de la Generalitat, Carles Puigdemont.

Podemos pide "perdón" a los presos

Unidas Podemos ha pedido, por su parte, "perdón" a los nueve condenados por el procés ante el retraso en la concesión de los indultos y ha reivindicado que esta medida de gracia no implica "debilidad" sino la "fortaleza de la democracia". Además, ha apelado a transitar una política con empatía, dado que sin ello corre el riesgo de convertirse en "venganza".