El secretariado de la ANC ha reclamado este lunes al Govern catalán que defienda y cubra "hasta el último céntimo" de las personas afectadas por las fianzas impuestas por el Tribunal de Cuentas contra 34 exaltos cargos de la Generalitat por la acción exterior desempeñada entre 2011 y 2017.

"No hacerlo sería renunciar a la defensa de la legitimidad del Govern y de su acción y dejar desamparados a sus cargos, lo que crearía un precedente que dejaría tocada la credibilidad de la institución de cara al futuro", ha subrayado en un comunicado.

En el texto, defienden que todos los afectados actuaron en ejercicio de sus funciones dentro de la Generalitat, aplicando las atribuciones y competencias del Estatut.

Debilita el movimiento independentista

Para la ANC, traspasar la responsabilidad de defender a los miembros del Govern a la sociedad civil debilita el movimiento independentista ya que, en su opinión, lo coloca en una situación de desamparo, y considera que la solidaridad de la sociedad civil debe ser "la última trinchera y debe servir sobre todo para el independentismo de base que no tiene el paraguas de una institución, partido político u organización".