Los indicadores epidémicos mejoran por sexto día consecutivo en Cataluña, aunque lo hacen más ligeramente, con 2.257 nuevos contagios diagnosticados desde ayer y el mantenimiento de más de 10.500 contagios semanales, lo que hace que la presión hospitalaria disminuya muy lentamente.

Según los datos actualizados este jueves por el Departamento de Salud, el número de enfermos de covid hospitalizados este jueves es de 1.611, un total de 39 menos que el día anterior, de los que 494 están en la UCI, tres menos que la víspera, una cifra todavía muy alta de pacientes graves que los médicos confían en que vaya disminuyendo en los próximos días.

La velocidad de propagación del virus (Rt) desciende también por sexto día consecutivo y se ha situado en 0,97, una centésima menos que la víspera, lo que indica que el virus ya no crece y que cada 100 infectados contagian a una media de 97 personas.