Independencia de Cataluña Los 33 días de cárcel: de la “matraca” del ‘procés’ a las muletas de Borrás

Oriol Junqueras no ha recibido en 33 días visitas familiares y ha utilizado en todo momento la ropa de la cárcel, excepto cuando acudió vestido de sport al Supremo. Los exconsellers Romeva, Rull, Turull y Mundó sí vistieron de traje ante Llarena, aunque los dos primeros sin corbata

Los exconsellers del Govern que ingresaron en la cárcel
Los exconsellers del Govern que ingresaron en la cárcel

El magistrado de la Sala Segunda del Tribunal Supremo Pablo Llarena, que investiga la mayor parte de los delitos presuntamente cometidos por los líderes secesionistas catalanes, ha decidido finalmente excarcelar a seis de los exconsellers catalanes y mantener a los integrantes del denominado “comité estratégico”, compuesto por Oriol Junqueras y los dos líderes de la Asamblea Nacional Catalana y Òminum Cultural, los conocidos como los 'Jordis'. También permanece en prisión el que fuera titular de Interior catalán, y por tanto máximo responsable de la actuación de los Mossos d’Esquadra.

El exvicepresidente catalán Oriol Junqueras, que con este lunes ha permanecido 33 días preso en un módulo de respeto de la prisión madrileña de Estremera, no ha recibido ninguna visita familiar y se ha vestido durante estos días con la ropa que le ha facilitado Instituciones Penitenciarias, según explica un funcionario a este periódico.

De hecho, Junqueras acudió el pasado viernes a la vista del Tribunal Supremo en la que reclamó su salida de la cárcel al juez Llarena vestido de sport, con zapatillas deportivas, unos pantalones vaqueros, camisa y una chaqueta.

Su estancia en la cárcel, según fuentes de la propia prisión, se ha llenado con la lectura, ya que el cabeza de lista de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) ha recibido cientos de cartas diarias. Al igual que sus compañeros del Govern encabezado por Carles Puigdemont, Junqueras ha aprovechado tanto las horas de salida al patio como las de televisión.

El que fuera número dos del Govern de Puigdemontque tras la decisión de Llarena ha perdido a su compañero de celda en Estremera, Carles Mundó, también ha dedicado su tiempo a escribir cartas. Y en una de ellas incluyó una poesía, cuyo contenido fue difundido por los medios de comunicación.

En una entrevista concedida a El Periódico de Catalunya, Junqueras explica que está instalado en "el pabellón de los atroces", rodeado de asesinos, pederastas y violadores. Sin embargo, resaltó que los internos les tratan “de cine, se desviven por nosotros". Como ejemplo de este trato, relata en la entrevista que cuando estuvo resfriado "hubo una peregrinación a la celda; unos traían ibuprofenos, otros infusiones..."

El exvicepresidente de la Generalitat también destaca que cuentan con la protección de algunos presos: "Hay una banda de colombianos que nos protege. Y tampoco sé por qué", sostiene en su entrevista al rotativo catalán.

A todos los exconsellers varones se les han asignado celdas de unos 12 metros cuadrados, compartida cada una por dos miembros. También han dispuesto de espacios comunes para actividades culturales, acceso a biblioteca y han podido mantener diez comunicaciones telefónicas a la semana.

"Consideración diferente"

Un portavoz del sindicato de funcionarios de prisiones ACAIP, mayoritario entre los funcionarios de este sector laboral, denunció que Junqueras y los otros presos del Govern han disfrutado de una "consideración diferente" a la mayoría de presos que entran en Estremera como preventivos, ya que fueron alojados en un módulo de respeto, que habitualmente sólo ocupan los presos de confianza y con condenas firmes.

Además, la propia prisión de Estremera reconoció a Vozpópuli que el director de la cárcel recibió a los presos del Govern, un hecho que justificó por la excepcionalidad de que los integrantes de un Gobierno autonómico ingresaran en la cárcel de forma preventiva. Junqueras y los exconsellers no han compartido celda con otros presos.

Romeva y Junqueras.
Romeva y Junqueras. EFE

Los integrantes del anterior Govern han comido todos los días a las 14 horas y después, hacia las 16.30 horas, tenían permiso para salir al patio, donde han disfrutado de caminatas, hacer deporte y comunicarse con el resto de presos. La cena se sirve a las 20.00 horas, tras la cual los internos vuelven a su celda.

El exvicepresidente y Carles Mundó fueron asignados a una celda del módulo 7 de Estremera, mientras que Jordi Turull y Josep Rull ingresaron en una del módulo 4. Por su parte, Joaquim Forn y Raúl Romeva han permanecido en una celda del módulo 3, en la que viven internos primarios, es decir, personas que entran por primera vez a prisión.

Sin corbata

Romeva, Turull, Forn, Mundó y Rull, al contrario que Junqueras y los 'Jordis', acudieron vestidos de traje a la comparecencia con el magistrado del Supremo Pablo Llarena, aunque los dos primeros no llevaban corbata, según explican a Vozpopuli fuentes presentes en el traslado de los presos, que en toda su estancia en prisión han mostrado buen comportamiento.

Todos los presos disponen de una tarjeta monedero, llamado peculio, en la que familiares y amigos pueden aportarles hasta un máximo de 100 euros, un dinero con el que han podido utilizar una televisión en sus cuartos. 

Por su parte, el expresidente de la Asamblea Nacional Catalana Jordi Sánchez, en prisión sin fianza desde el 16 de octubre [este lunes ha cumplido 50 días], y que renunció a la presidencia de la ANC para presentarse como número dos a las elecciones del 21D con Junts per Catalunya, y el presidente de Ómnium Cultural, Jordi Cuixart, ambos recluidos en la prisión de Soto del Real, acudieron a declarar el pasado viernes ante el juez Llarena vestidos de sport. Tanto Sánchez como Cuixart seguirán en la cárcel sin fianza

El expresidente de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) Jordi Sánchez
El expresidente de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) Jordi Sánchez EFE

La anéctota más conocida sobre los 'Jordis' se conoció al principio de su reclusión, momento en el que el compañero de celda de Sánchez pidió ser trasladado porque no aguantaba "su matracacon el tema del independentismo", que le suponía "una doble condena", motivo por el que la dirección de la prisión le concedió el cambio.

Camuflar cartas

Instituciones Penitenciarias sancionó a Sánchez, que ha permanecido en un módulo de Soto del Real en el que hay varios condenados por delitos sexuales, por camuflar cartas para burlar las reglas internas de Soto del Real. Sin embargo, los sindicatos de los funcionarios de prisiones no tienen tan claro que Sánchez haya podido cometer esta irregularidad, que califican de "menor".

Sin embargo, la dirección de la cárcel le ha endosado una falta disciplinaria al exlíder de la ANC, que junto a Cuixart ha permanecido, incluido este lunes, cincuenta días en la prisión de Soto del Real.

El pasado 23 de noviembre, el diario Ara publicó una queja suya por el frío que pasaba en prisión. "No hay manera de contener la voluntad de un país", sostenía en su misiva Jordi Sánchez. Instituciones Penitenciarias le denegó el 17 de noviembre el traslado a la cárcel catalana de Quatre Camins, y que justificó porque quería estar más cerca de su familia y de su abogado.

Dos días después, el anterior líder de la ANC presenció durante la misa dominical una reyerta, en la que un interno acuchilló a otro en el cuello, que precisó atención médica en el madrileño Hospital de La Paz.

Los exmiembros del Govern (de izda. a dcha.) Joaquín Forn, Raül Romeva, Dolors Bassa, Jordi Turull, Josep Rull y Meritxell Borrás
Los exmiembros del Govern (de izda. a dcha.) Joaquín Forn, Raül Romeva, Dolors Bassa, Jordi Turull, Josep Rull y Meritxell Borrás EFE

Por su parte, las dos exconselleras presas, Dolors Bassa y Meritxell Borrás, han compartido una celda, también en un módulo de respeto, aunque en este caso del centro de mujeres de Alcalá-Meco, que tiene unas instalaciones más antiguas que la cárcel de Estremera, aunque dispone de zonas verdes y piscina.

Accidente en Alcalá-Meco

La prisión de Alcalá-Meco también imparte entre las reclusas talleres y cursos. Entre los cursos hay de peluquería, pintura, cerámica y manualidades, y también deportivos.

Precisamente, la exconsellera de Gobernación Meritxell Borràs sufrió un accidente en la prisión, que le ha provocado un esguince en el pie. El accidente se produjo, según informa Efe, cuando la consellera bajaba unas escaleras del centro penitenciario.

Este fue el motivo por el que Borràs, que debe guardar reposo, acudió el pasado viernes a declarar ante el magistrado Pablo Llarena del Tribunal Supremo con unas muletas, según informan fuentes del Tribunal Supremo a Vozpópuli.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba