Un total de 3.959 personas han sido desalojadas esta pasada noche de diversos botellones y concentraciones festivas en 31 puntos de la ciudad de Barcelona, en un operativo llevado a cabo de manera conjunta entre la Guardia Urbana y los Mossos d'Esquadra.

Fuentes de la policía local han informado a Efe de que, de las casi 4.000 personas desalojadas, unas 1.200 lo fueron de las playas de la ciudad.

Los agentes han disuelto también concentraciones festivas en los puntos habituales de este tipo de convocatorias en la ciudad, como son el Born y el entorno de Arc de Triomf.

Tercer fin de semana

Este es el tercer fin de semana consecutivo, el segundo completo desde la finalización del estado de alarma, en el que tiene que intervenir la Policía por las aglomeraciones en la Ciudad Condal. Solo el pasado sábado fueron desalojadas 9.055 personas de diferentes puntos de la ciudad.

Además, el pasado sábado la Guardia Urbana y los Mossos también inspeccionaron y cerraron tres locales por incumplir el horario de apertura, permitido hasta las 23.00 horas.