La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha elegido al periodista José Antonio Sánchez Domínguez para dirigir Telemadrid como administrador provisional del ente público, según supo Vozpópuli de fuentes próximas a este último. El nombramiento se producirá este miércoles en la reunión semanal del Ejecutivo madrileño.

Sánchez nació el 22 de julio de 1953 en Isla Cristina (Huelva), está casado y tiene dos hijos. Ya fue nombrado director de la televisión pública madrileña por primera vez en julio de 2011 con Esperanza Aguirre al frente del Gobierno regional.

En aquel momento, acudió a la llamada de la presidenta madrileña dejando atrás un muy bien remunerado puesto en Telefónica como director de Relaciones Institucionales de la división Latinoamérica para un periodista cuya trayectoria ha estado ligada fundamentalmente a dos hombres: Luis María Anson, en sus comienzos, y Eduardo Zaplana con posterioridad.

Anson descubrió a este licenciado en Ciencias de la Información por la Complutense cuando era cronista parlamentario a finales de los setenta para la agencia EFE y le convirtió en uno de sus hombres de confianza.

Siguiendo a Luis María Anson dejó su columna parlamentaria en ABC y se incorporó a los negocios de Televisa en nuestro país, haciéndose cargo de la dirección de Unión Ibérica de Radio hasta que ésta se integra en Onda Cero con pingües beneficios para los directivos. Posteriormente, también acompañó a Anson como columnista a La Razón.

Quienes le conocen aseguran que "odia el enfrentamiento innecesario y los malos modales", y que su habilidad para dedicarse "a lo que hay que hacer" la tuvo ocasión de ejercitar en RTVE, cuando el Gobierno de José María Aznar le nombró director del ente en sustitución de Javier González Ferrari. Corría el 9 de julio de 2002 y al día siguiente, Eduardo Zaplana llegaba al Gobierno de Aznar como nuevo ministro de Trabajo.

En RTVE, Sánchez deja el papel de "dóberman" a Alfredo Urdaci, que recibe todas las invectivas de la oposición con constantes denuncias de manipulación. Él prefiere ceder protagonismo y dedicarse a la gestión, ajeno a los focos, aunque no se libra de que en abril de 2003, el Grupo Socialista presente una proposición de ley exigiendo su destitución por atentar desde RTVE contra la libertad de información.
La victoria socialista en 2004 provoca su inmediato relevo y vuelve a Telefónica.

Reincorporado a la compañía de César Alierta, coordina las relaciones institucionales de la división para Latinoamérica hasta que Aguirre le reclama en 2011. Permanecerá al frente de Telemadrid también con Ignacio González, que sustituye en la Comunidad a la 'lideresa', y en octubre de 2014, en el segundo mandato de Mariano Rajoy, vuelve a presidir RTVE. La moción de censura puso fin a este segunda etapa.

La reforma de Telemadrid

El nombramiento, adelantado por El Mundo, se producirá seis días después de que se aprobase en la Asamblea de Madrid la reforma de la ley que regula Telemadrid presentada por el PP, gracias a la abstención de Vox y con el voto en contra de los partidos de la izquierda (Más Madrid, PSOE y Unidas Podemos).

Dicha modificación establece el cambio de modelo de elección de la dirección de Telemadrid y permitía el relevo de la actual cúpula, de la que era director general, José Pablo López, desde 2017, con quien el Gobierno de Ayuso tuvo públicas desavenencias.

Sánchez fue el encargado de ejecutar el ERE que supuso la salida de más de 800 trabajadores de Telemadrid. Su nombramiento tendrá que contar con el visto bueno de Vox porque debe ser ratificado en septiembre en el Pleno de la Asamblea, cuando se reanude el período ordinario de sesiones, tal y como establece la nueva normativa.