La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y el alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida, han pedido juntos al Gobierno central que anule el estado de alarma y han subrayado que "los madrileños no pueden ser rehenes" así como han defendido que "Madrid solo si es libre es Madrid".

"Dinamitar el Estado de Derecho con la excusa del bien común es el camino recto hacia la anarquía y la vuelta a regímenes totalitarios. Desafortunadamente, la manera de actuar del Gobierno de España, con el aval de sus socios, contra Madrid es una sucesión de derechos y libertades individuales y contra las instituciones de nuestra democracia liberal", ha declarado la dirigente madrileña, en una rueda de prensa conjunta desde la Real Casa de Correos.

Incidencia de 400 casos

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha asegurado este martes que la incidencia acumulada de coronavirus en la Comunidad de Madrid será este próximo miércoles de aproximadamente 400 por cada 100.000 habitantes, por lo que ha vuelto a pedir el decaimiento del estado de alarma en la región.

Durante una comparecencia en la Real Casa de Correos, sede del Gobierno regional, y acompañado por la Jefa del Ejecutivo, Isabel Díaz Ayuso, y el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, el regidor matritense ha argumentado el fin del estado de alarma en dos razones, por una parte ha indicado que "no se dan los requisitos que estableció el Gobierno central de 500 por cada 100.000 habitantes".

Por otra parte, ha indicado que el estado de alarma es un instrumento constitucional y válido "pero extraordinario", por lo que entiende que "hay medios e instrumentos mejores para controlar".