Un empresario reveló al juez que investiga las actividades del excomisario José Villarejo que los audios del polémico mando publicados por Moncloa.com procedían de una fuente que contactaba a través de la red Tor en la 'deep web' (web profunda). En una de estas grabaciones se pudo escuchar a la actual fiscal general del Estado, Dolores Delgado, en una comida con otros comisarios y el entonces juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón.

El testimonio lo prestó el empresario Javier Pérez Dolset y lo sabe porque contactó con la fuente a través del dueño de Moncloa.com. Se dirigió al dueño del medio de comunicación debido a que estaba interesado en saber si Villarejo le había investigado y desde entonces mantuvieron una relación fluida de confianza: “Todos los meses me ponía en contacto con él por si había algo”.

“Me decía, ‘los audios no son míos. Yo los recibo de una fuente que se pone en contacto conmigo a través de la red Tor y me los va facilitando’. Le debió trasladar mi interés y un día recibí una comunicación de una fuente a la que no he llegado a conocer y que me dijo, ‘ha aparecido esto’ y me lo mandó”, declaró Pérez Dolset. Precisó que, entre su petición al dueño de Moncloa.com, y la comunicación de la fuente anónima, transcurrieron tan solo unas semanas.  

"Una cuenta encriptada"

Pérez Dolset se refirió a “decenas de miles de horas de grabaciones que la mayor parte serán irrelevantes”. Añadió que “por cada audio que se publica, existen 200 o 300 audios irrelevantes periodísticamente” por lo que dijo que tendrá que haber “decenas de personas escuchando”. 

Llegaban (los audios) desencriptados por una cuenta encriptada. Estaban almacenadas por contenedores. Solo un contenedor puede ocupar varios discos duros”, precisó el empresario. Para acceder a los audios que le facilitaron, se los tuvo que descargar por medio de una dirección en la red Tor. A petición de Fiscalía, este empresario se comprometió a facilitar al Juzgado toda la información sobre esas comunicaciones que obren en su ordenador personal.

La red Tor es uno de los buscadores más utilizados para navegar de forma anónima por la llamada 'deep web'

Según explican a Vozpópuli expertos en la investigación de delitos telemáticos, la red Tor es uno de los buscadores más utilizados para navegar de forma anónima por la llamada 'deep web' en la que no operan los buscadores tradicionales como Google, Yahoo o Bing. Es algo así como un Internet oculto que aprovechan numerosos grupos criminales debido a la dificultad de rastrear transferencias de dinero o mercancías por parte de las fuerzas y cuerpos de seguridad.

"Los archivos encriptados por Villarejo"

“Me dijo que (la fuente) no sabía quién era, que se ponía en contacto con él por un sistema extraordinariamente sofisticado porque era a través de un navegador Tor y por encima de eso una cuenta encriptada con lo cual era prácticamente imposible de tracear. Y lo que decía este señor es que tenía a su disposición todos o la mayor parte de archivos encriptados por Villarejo”, relató el empresario ante las preguntas de la Fiscalía que le pidió que concretase lo que supiera de la fuente anónima. 

Moncloa.com es un medio que nació en 2018 y se destacó por publicar audios del archivo de Villarejo cuyo origen es todavía una incógnita. El más relevante fue el de la comida celebrada en 2009 en el restaurante Rianxo de Madrid al que asistió Dolores Delgado. En la conversación se le escuchaba a la actual fiscal general hacer comentarios, por ejemplo, sobre la orientación sexual del ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska. En aquel momento él era juez en la Audiencia Nacional y ella era fiscal en ese tribunal.

Este medio digital también fue el que publicó la reunión de Villarejo con la exsecretaria general del PP, María Dolores de Cospedal. El encuentro tuvo lugar en su despacho de la calle Génova de Madrid y el mando policial le ofreció los servicios de su amigo y comisario, José Luis Olivera. Era el jefe de la UDEF, la unidad encargada de investigar el caso Gürtel. En concreto lo que le ofreció Villarejo fue boicotear el caso. La publicación de esas escuchas provocó la dimisión de la dirigente popular.  

Conocer la identidad de esa fuente es importante para los investigadores porque, más de tres años después del ingreso en la cárcel de Villarejo, no han sido capaces de desencriptar todo el archivo del excomisario. De hecho, los audios que publicó Moncloa.com sobre Dolores Delgado o María Dolores de Cospedal, fueron ajenos a la causa, es decir, no formaban parte de ninguna de las investigaciones que se van abriendo en función de las evidencias que los policías de Asuntos Internos van encontrando en la extensa fonoteca incautada a Villarejo.

Dinero para Olivera

Javier Pérez Dolset confesó que su interés por saber qué tenía Villarejo sobre él se produjo después de que una tercera persona le avisara de que el comisario era socio del hombre fuerte de Planeta, Mauricio Casals, y que estaba preparando información falsa contra él. Pérez Dolset, enfrentado a Planeta desde hace años, cree que el comisario está detrás de su imputación en 2017 de la operación Hanta en la que se le investiga por corrupción.

El comisario José Luis Olivera saluda al exministro del Interior Jorge Fernández Díaz

De hecho, este empresario de las telecomunicaciones prestó este testimonio como víctima del presunto espionaje que le hizo Villarejo a él y a su hermano en el marco del llamado Proyecto Brod. La Policía incautó al polémico mando un informe preliminar con datos personales suyos y de su entorno. Mauricio Casals se encuentra investigado por haber encargado estos trabajos. Sin embargo, la mayoría del interrogatorio a Pérez Dolset se centró en los audios de Moncloa.com. 

A partir de haber tenido acceso a ellos, aprovechó para denunciar “cierta contaminación en la UDEF”, la unidad de élite de la Policía que investiga la corrupción. Este punto le llamó la atención al juez, Manuel García Castellón, que le pidió que explicase a qué se refería. El empresario contó que, antes de publicar los audios de Villarejo, el dueño de Moncloa.com le contaba lo que iba escuchando. “Me contó cómo se modificaban los informes de Astapa, que había algunos personajes en la UDEF que escribían para los clientes, la involucración del comisario José Luis Olivera (jefe de la unidad entre y persona de confianza de Villarejo)".

El fiscal anticorrupción le pidió que explicase cuál era el papel de Olivera en esas presuntas irregularidades. “Lo que me decía es que en la época en la que Olivera era jefe de la UDEF, básicamente, cuando un cliente llegaba y le pagaba al señor Olivera se sentaban con el instructor policial de turno, le daban las instrucciones para imputar o desimputar al cliente en cuestión. Me dijo claramente que había repartos de dinero”, contestó.