El Juzgado de Instrucción número 2 de San Sebastián ha acordado el sobreseimiento libre y el archivo de la querella de Vox contra el Colectivo de Víctimas del Terrorismo Covite por incluirles en un artículo sobre terrorismo y extrema derecha.

El juez ha tomado esta decisión porque, según señala el auto, al que ha tenido acceso 'Vozpópuli', "los hechos no son constitutivos de ninguno de los delitos por los que se ha interpuesto" la querella.

El documento especifica que la querella fue admitida a trámite porque reunía los "requisitos legalmente exigidos", pero el magistrado no aprecia los delitos de calumnias, odio e injurias por parte de Covite y denunciados por Vox.

El pasado 3 de marzo, Vox decidió seguir adelante con su querella contra el colectivo por la publicación de un artículo sobre terrorismo de extrema derecha en el que se menciona a la formación de Santiago Abascal junto a otros partidos como el Frente Nacional en Francia o Amanecer Dorado en Grecia.

Vox denunció que Covite vinculaba a su partido con hechos delictivos de carácter terrorista y, por ello, interpuso el pasado mes de septiembre ante los juzgados de Primera Instancia de San Sebastián un escrito de conciliación, previo a la interposición de querella, por el delito de injurias y calumnias.

Fuentes de la formación de Abascal explicaron que el acto de conciliación fue el 2 de marzo y, ante la negativa de Covite a retirar el artículo, Vox decidió seguir adelante con la querella.

Fuentes de la formación de Abascal explicaron a Europa Press que el acto de conciliación tuvo lugar el pasado martes 2 de marzo y, ante la negativa de Covite a retirar el artículo, Vox decidió seguir adelante con la querella.

"Burda manipulación"

Según denunciaban, Covite relaciona a Vox con unos hechos que nada tienen que ver ni geográfica, ni políticamente con el partido, "mostrando una clara intención de dañar la imagen de una formación que ha condenado siempre la violencia".

La manipulación es tan burda que llega a relacionar los crímenes de Anders Breivik con los principios políticos de Vox", señalaban.

"La manipulación es tan burda que llega a relacionar los crímenes de Anders Breivik con los principios políticos de Vox, a pesar de que los crímenes se cometieran dos años antes de la fundación de Vox y de que no exista vínculo alguno", ponían como ejemplo haciendo referencia al atentado perpetrado por el terrorista de extrema derecha en Noruega en el año 2011.

Vox denunció, además, que el mismo informe establecía también acusaciones calumniosas contra ellos al definir la ideología de esta formación, dentro del marco de un grupo de partidos europeos, como "una ideología política que se centra en uno o más de los siguientes elementos: nacionalismo, fascismo, racismo, antisemitismo, antiinmigración, machismo, nativismo y/o xenofobia".